¿Qué es la blockchain? Descubre la revolución que plantea la cadena de bloques

Que es la blockchain

Blog » Transformación Digital » ¿Qué es la blockchain? Descubre la revolución que plantea la cadena de bloques

Hoy en día estamos más que acostumbrados a modelos centralizados; le damos todos nuestros datos a empresas como Google o Facebook y mandamos nuestros mensajes a través de servidores como WhatsApp o Telegram.

De hecho, lo más normal del mundo es que si quieres enviarle cierta cantidad de dinero a tu amiga Laura realices la operación a través de un banco que actúa como intermediario de este tipo de transacciones. ¿El problema? Que ni tú ni Laura tenéis el más mínimo control sobre el proceso, es el banco quien tiene toda la información y por tanto estáis sujetos a sus condiciones (y por supuesto a sus comisiones). 

En este sentido, si has estado al tanto de las criptomonedas y la banca seguro que has escuchado hablar de la blockchain, que sin duda es una de las palabras de moda de los últimos años. 

La blockchain es toda una revolución de estos modelos centralizados de los que hablamos. ¡Ojo! No solo en la economía, sino en todo tipo de sectores.

La cadena de bloques parece algo complicado, a mi me daba vértigo cada vez que oía la palabra. Y sin duda puede llegar a serlo, pero con ThePowerMBA verás que el concepto central no es algo tan difícil. En este artículo vamos a explicarte qué es la blockchain, cómo funciona y en qué sectores se puede aplicar. ¿Estás listo/a?

¿Qué es la blockchain?

 Para entender qué es la blockchain, o la cadena de bloques, lo mejor es compararlo con una base de datos. ¿Y qué es una base de datos? Pues una colección de información que se almacena en un sistema informático. Esta información se estructura en un formato de tabla que permite una búsqueda y un filtrado fácil. Además, las bases de datos están diseñadas para albergar grandes cantidades de información y permiten que muchos usuarios accedan a ella simultáneamente. Hasta aquí todo claro, ¿no?

Pues ahora veamos cuál es la diferencia entre una base de datos al uso y la blockchain: la estructura. Esa es la diferencia clave. Como su nombre indica, la cadena de bloques recopila la información en grupos, conocidos como bloques, que contienen un conjunto de información. Cada bloque tiene cierta capacidad de almacenamiento y, cuando ésta llega a su límite, se encadena al bloque anterior, ya completo. Así se forma una cadena de bloques

Actualmente, tal y como funciona el mundo, se necesita producir, gestionar y almacenar una gran cantidad de información certificada. En todo momento: cada día, hora y segundo. Normalmente, cuando guardamos información en Internet lo hacemos en un solo sitio, un servidor, y eso tiene un gran peligro: es hackeable y la información  puede modificarse. 

Lo que hace blockchain es autoprotegerse con su estructura. La cadena de bloques revoluciona este sistema permitiendo que la información se almacene en millones de sitios al mismo tiempo, con miles de ojos mirando. Esto provoca que si alguien hace un cambio el resto verificarán si ese cambio es real o no dificultando el fraude.

Por lo tanto, el punto fuerte de esta tecnología es el consenso, pues supone que si todos tenemos la misma información, ésta es real. 

Entonces, podemos comparar la blockchain como una gigantesca base de datos distribuida entre muchos participantes. Se trata de un libro de registro inalterable con todo el historial completo de transacciones que se han ejecutado en la red. 

En resumen, la blockchain es un conjunto de tecnologías que permiten transmitir información, activos y valor de un lugar a otro superando los sistemas centralizados y sin la intervención de terceros.

 La blockchain es un conjunto de tecnologías que permiten transmitir información, activos y valor de un lugar a otro superando los sistemas centralizados y sin la intervención de terceros.

Nada mal para empezar, ¿no? Tranquilo, más adelante entenderás mejor su funcionamiento. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo funciona la blockchain?

Para entender cómo funciona la cadena de bloques deberemos tener en cuenta 3 conceptos CLAVE:

Los bloques

Como hemos dicho, cada cadena consta de múltiples bloques. Pues bien, cada uno de ellos consta de los siguientes elementos:

  • La información del bloque en cuestión. Por ejemplo, en el caso de bitcoin sería la información relativa a las transferencias de dinero: el emisor, el receptor, la fecha, la cantidad…
  • El hash: que es el número de identificación del bloque. Cada bloque tiene el suyo propio y es único e irrepetible. 
  • El hash del bloque anterior, así, cada bloque queda conectado con su predecesor y sucesor (cronológicamente inalterables), creando la famosa cadena.

Los nodos

Como hemos dicho, uno de los conceptos más importantes de la tecnología blockchain es su descentralización. Nadie es dueño de la cadena sino que la información está en miles de dispositivos. Estos dispositivos son los nodos, quienes mantienen las copias de la cadena de bloques.

A cada participante se le asigna un número de identificación alfanumérico único que muestra todas sus transacciones, manteniendo así la transparencia de esta tecnología. 

Los nodos se conectan a redes descentralizadas llamadas P2P que usan el mismo lenguaje, con las que transmiten un mensaje llamado token. Los tokens pueden representar cualquier tipo de activo, bien o servicio (por ejemplo bitcoins). La información es distribuida sin que se revele el contenido, pues viaja encriptada. 

Es así como las transferencias de tokens se agrupan en bloques hasta que este se completa haciendo que las nuevas transferencias que no han cabido se agrupen en el siguiente bloque, y así sucesivamente. 

Los mineros

A medida que se hacen transferencias, se firman contratos, etc. Hay necesidad de almacenar esa información en un nuevo bloque y los creadores de éstos son los conocidos como mineros. El proceso por el que crean bloques se conoce como minería. Para hacerlo, los mineros utilizan un software especial con el que resuelven un problema matemático súper complejo para encontrar un hash aceptado (¡hay aproximadamente cuatro mil millones de combinaciones posibles!). Cuando encuentran la combinación correcta el bloque se agrega a la cadena.

Hacer un cambio en cualquier bloque implica volver a minar, no solo el bloque en cuestión, sino todos los que vienen después. Esta es la clave por la que es increíblemente difícil manipular los datos de la blockchain. Más adelante profundizaremos más sobre esto. Sin embargo, cuando el cambio es aceptado por los nodos de la red el minero es recompensado financieramente. En el caso de bitcoins, por ejemplo, la recompensa actual es de 12,5BTS.

¡Veámoslo en un ejemplo! Imagínate, como decíamos al principio, que quisieras enviarle una unidad de valor (un bitcoin por ejemplo) a tu amiga Laura y empezáis la transacción. 

Esta transacción es mandada con otras transacciones pendientes y crean un bloque, que es enviado a la red de usuarios (mineros).

Los mineros valoran las transacciones realizadas mediante los cálculos matemáticos y las validan. Cuando llegan a un consenso, la transacción está verificada.

El bloque recibe su hash, así como el del bloque previo, creando así una cadena con todos los registros.

Es entonces cuando la unidad de valor se moverá de tu cuenta a la de Laura. 

¿Por qué la blockchain es tan segura?

No nos fiamos de los demás. Eso es una realidad, ya sea en la vida real o en el universo digital, especialmente cuando se trata de dinero. Es por ello que solemos recurrir a una tercera parte que pueda verificar nuestra identidad. Hasta ahora eran organismos como bancos, Paypal, etc.

Lo que pasa es que cuando un intermediario certifica nuestra identidad adquiere nuestros datos y probablemente comercialicen con ellos vulnerando nuestra privacidad.

¿Y cómo podemos evitar recurrir a estos intermediarios? Seguro que lo has adivinado: mediante la blockchain.

Como hemos dicho, la cadena de bloques es inhackeable. Esto es así por dos razones:

  • Por el hash. Recuerda que se trata del número de identificación que tiene cada bloque de forma única e intransferible. Pues bien, este número se genera según el contenido de cada bloque, si este se cambia, el hash cambia también de forma automática. Para que lo entiendas mejor, imagina que cada bloque es una pieza de un puzle, si este puzle cambia de forma ya no encaja, ¿verdad?. Por tanto, la cadena quedaría invalidada.
  • Miles de testigos. A fin de cuentas, cada usuario de la cadena de bloques tiene una copia de toda la información y, si uno de ellos modificase su copia toda la comunidad lo sabría y su versión de la información quedaría anulada y sin efecto. 

Es así como la blockchain nos da la seguridad de que la información jamás se perderá, se modificará o se eliminará. 

En este sentido, podemos entender la tecnología blockchain como un medio para validar cualquier información, pues al fin y al cabo es un registro seguro y descentralizado que no se puede manipular. 

7 usos de la tecnología blockchain

Esta tecnología se suele asociar a las criptomonedas, pero lo cierto es que esa es solo la punta del iceberg de todas las posibilidades que nos brinda la blockchain. A fin de cuentas, la cadena de datos es útil para cualquier información que necesite ser almacenada de forma intacta y segura, de forma descentralizada y sin depender de intermediarios. 

1. Salud

La blockchain puede ser la solución perfecta para almacenar de forma segura la historia médica de los pacientes para que éstos tengan total confianza de que el registro no se puede modificar. Del mismo modo,  podría estar disponible para cada médico autorizado, sin importar el centro de salud al que haya acudido el paciente en cuestión. 

2. Internet de las cosas

Millones de dispositivos conectados a internet que actualmente suelen estar gestionados por sus proveedores… ¿Crees realmente que en unos años este modelo centralizado va a soportar tantos dispositivos? La revolución del mercado de Internet de las cosas (IoT) puede llegar también a abrir una brecha en la seguridad. Con la cadena de bloques estos dispositivos podrían comunicarse sin intermediarios, de forma segura y directa. 

3. Contratos inteligentes

Los contratos inteligentes pueden incorporar su información en la blockchain para facilitar, verificar o negociar cierto acuerdo contractual. En este sentido, operan bajo un conjunto de condiciones que los usuarios aceptan y, cuando se cumplen esas condiciones, los términos del acuerdo se llevan a cabo automáticamente. 

Por ejemplo, si una persona quisiera alquilar un piso mediante un contrato inteligente, el propietario aceptaría darle el código de la puerta del piso tan pronto como el inquilino pagase la fianza. 

4. Registro de propiedades

La tecnología blockchain puede acabar con la lentitud y los márgenes de error de los trámites burocráticos que conlleva el registro de propiedades. Así, permitiría que bancos, aseguradoras, notarías, registros, compradores y vendedores pudieran hacer un seguimiento seguro de todas las fases del proceso.

Del mismo modo, hay países como Japón o Dubai que han unificado todo el registro de propiedades mediante esta tecnología. De este modo, pueden contar con una base de datos que incluye el total de propiedades que existen en el país. 

5. Música

Los métodos de distribución musical de hoy en día han hecho posible que muchos artistas puedan distribuir su música en todo el mundo a través de internet. Esto ha provocado numerosas problemáticas en cuanto a los pagos y compensaciones por sus canciones e interpretaciones.

La blockchain podría poner solución a esta problemática al ofrecer control, independencia y seguridad. Como lo oyes, la distribución musical podría estar a punto de ser la protagonista de toda una revolución al gestionar mediante la cadena de bloques la reproducción, la distribución y el disfrute de la música. ¡Incluso Spotify está apostando por su propia blockchain!

6. La identidad digital

Sin duda la gestión de nuestra identidad es una problemática real… A menudo oímos hablar de fallos de seguridad o de robos de datos. Pues la cadena de bloques podría convertirse en un sistema totalmente confiable para validar la identidad.

7. Servicios públicos

¿Hay algún otro sector donde se valore más la transparencia? La blockchain podría dar una total seguridad al manejo de la información y una total transparencia en los registros públicos, la gestión de licencias, transacciones, movimientos de recursos, etc.

¿Conoces algún otro sector donde la blockchain pudiese despegar? Cuéntanoslo en los comentarios. Sin duda, se trata de un universo en constante crecimiento y es cuestión de tiempo empezar a ver nuevas ideas de negocio.

¿Y a ti qué te parece? ¿Te suena a ciencia ficción? Créenos cuando te decimos que en unos años (4 o 5) la revolución de esta tecnología estará más presente que nunca haciendo que el mundo sea más seguro, eficiente y colaborativo. ¿No tienes ganas de verlo?

Recuerda que si quieres conocer las últimas tendencias digitales y hacerte con las skills FUNDAMENTALES para afrontar la nueva era tecnológica la Certificación de Transformación Digital es perfecta para ti. Vamos a depositar en tus manos toda la experiencia de los mejores profesionales del sector. 

¡Ha llegado el momento!

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This