Redirecciones 301: Cambios sin problemas en tu sitio web

Publicado por Franco

Redirecciones 301: la clave para cambios sin problemas en tu sitio web

Blog » Programación » Redirecciones 301: Cambios sin problemas en tu sitio web

¿Alguna vez entraste en una web que decía «Página no encontrada»? Pues déjanos decirte que quizá sí existía, pero fue víctima de una redirección 301 😭. 

¿Qué queremos decir con esto? Que cambiaron la dirección de la página, y sí, esto es posible, pero a raíz de eso ya nunca más encontraste lo que buscabas.

Hoy en día este error ya no es tan frecuente gracias a las redirecciones 301, una parte técnica del SEO que puede ser la clave entre mantenerse vigente y desaparecer.

Es por eso que hoy te queremos invitar a conocer un poco más sobre este tema, ¿Aceptarías?

¿Qué son las redirecciones 301?

Las redirecciones 301 son instrucciones utilizadas en el ámbito de la gestión de sitios web y la optimización para motores de búsqueda, mejor conocido como SEO. 

Se refieren a un tipo de redirección permanente que informa a los navegadores y motores de búsqueda que una página web o una URL ha sido movida de manera permanente a una nueva ubicación. 

Cuando se implementa una redirección 301, cualquier tráfico que llegue a la URL antigua será redirigido de forma automática a la nueva ubicación, lo que garantiza una experiencia de usuario fluida y ayuda a mantener la autoridad y la clasificación de búsqueda acumuladas por la URL original.

En términos más técnicos, una redirección 301 se basa en el código de estado HTTP 301, que se envía junto con la respuesta del servidor cuando se solicita una URL redirigida. Los motores de búsqueda, como Google, reconocen este código y actualizan sus índices para que reflejen la nueva ubicación de la página.

Las redirecciones 301 son útiles en diversas situaciones, como cuando se realiza una reestructuración de un sitio web, se cambia el nombre de una página o se migra de un dominio a otro. 

Al implementar redirecciones 301 de manera adecuada, se puede preservar el tráfico, la clasificación en los resultados de búsqueda y la coherencia de la experiencia del usuario, evitando que los visitantes encuentren enlaces rotos o contenido inaccesible.

¿Por qué es importante hacer las redirecciones web 301 de manera correcta?

Muchas personas creen que el SEO es solo crear contenido optimizado, es decir, se olvidan por completo de la parte técnica, algo crucial y que nunca se debe dejar de lado. Las redirecciones 301 son claves en este punto y no solo fortalecen al SEO de una página, sino que lo ayudan a perdurar por diversos motivos:

1. Mantenimiento de la experiencia del usuario

Cuando los usuarios hacen clic en un enlace, esperan ser llevados al contenido relevante de manera rápida y sin problemas. Si una URL cambia sin una dirección adecuada, los usuarios pueden encontrarse con una página de «error 404 – Página no encontrada», lo que puede resultar frustrante y desalentador. 

Las redirecciones 301 aseguran que los usuarios sean redirigidos de manera correcta a la nueva ubicación, manteniendo una experiencia fluida, lo que evita cualquier tipo de pérdida de visitantes.

2. Preservación de la autoridad y clasificación en los motores de búsqueda

Los motores de búsqueda, como Google, asignan una cierta «autoridad» a cada página web en función de su contenido, enlaces entrantes y otros factores. Esta autoridad influye en la posición de una página en los resultados de búsqueda. 

Cuando implementas una redirección 301, parte de esa autoridad se transfiere a la nueva URL, lo que ayuda a mantener o incluso mejorar la clasificación en los resultados de búsqueda. Sin redirecciones adecuadas, la nueva ubicación podría tener dificultades para ganar la misma autoridad que tenía la URL original.

3. Evitar contenido duplicado

El contenido duplicado, es decir, tener la misma información en múltiples ubicaciones dentro de tu sitio web, puede confundir a los motores de búsqueda, lo que dificulta la determinación de qué página mostrar en los resultados de búsqueda. 

Esto puede llevar a una penalización en los rankings de búsqueda y para ello las redirecciones 301 son la panacea. Te permiten consolidar el valor de búsqueda en una única ubicación y evitar problemas de contenido duplicado, lo que ayuda a los motores de búsqueda a entender cuál es la versión preferida de la página.

4. Actualización de enlaces externos

Si otros sitios web tienen enlaces que apuntan a tu contenido, es importante mantener la integridad de esos enlaces. Si cambias una URL sin una redirección 301, esos enlaces se considerarían rotos, lo que afectaría de forma negativa tanto a los usuarios que hacen clic en ellos como a tu SEO. 

Por medio de diferentes redirecciones 301, los enlaces entrantes mantendrán el correcto funcionamiento y podrán generar la redirección a los visitantes a la nueva ubicación sin inconvenientes.

5. Optimización de la estructura del sitio:

A medida que tu sitio web crece y evoluciona, es posible que desees reorganizar la estructura de las páginas o cambiar los nombres de las mismas. por lo que apostar por las redirecciones 301 permiten realizar estos cambios sin perder tráfico ni dañar el SEO. 

Gracias a esta simple, pero efectiva estrategia, puedes redirigir las antiguas URLs a las nuevas ubicaciones y asegurar que los visitantes y/o los motores de búsqueda accedan al contenido actualizado.

6. Redirecciones temporales vs. permanentes

Es importante utilizar el código de estado correcto en las redirecciones, ya que estos indican a los motores de búsqueda que el cambio es permanente, lo que les permite transferir la autoridad. 

Si usas redirecciones temporales, que es el código de estado 302, los motores de búsqueda pueden interpretar que el cambio es temporal y no transferirán la autoridad de manera efectiva.

¿Por qué es importante hacer las redirecciones web 301 de manera correcta?

¿Redirección 301 o 302?

La elección entre utilizar una redirección 301 o 302 depende del propósito de la redirección y de la intención de cómo afectará a los motores de búsqueda, por lo que debes considerar tu necesidad para realizar una u otra así que veamos algunos ejemplos.

1. Redirección 301 o permanente

Usa una redirección 301 cuando el cambio es permanente y deseas transferir la autoridad y el valor de búsqueda de la URL original a la nueva. Este tipo de redirección es la mejor opción para cambios permanentes en la estructura de tu sitio web, cambios de dominio o reubicaciones permanentes de contenido.

Ejemplo: Supongamos que tienes una página en tu sitio web con la URL antigua «https://www.ejemplo.com/antigua-pagina» y has creado una nueva versión mejorada de esa página, pero con la URL «https://www.ejemplo.com/nueva-pagina». Deseas redirigir a los visitantes y a los motores de búsqueda desde la antigua página a la nueva página de manera permanente.

En este caso, usarías una redirección 301:

Redirección 301:

Desde: https://www.ejemplo.com/antigua-pagina

Hacia: https://www.ejemplo.com/nueva-pagina

2. Redirección 302 o temporal

Usa una redirección 302 cuando el cambio es temporal y no deseas que los motores de búsqueda transfieran la autoridad y el valor de búsqueda de la URL original a la nueva. Este tipo de redirección son viables cuando pruebas una nueva página o realizas cambios temporales en tu sitio web.

Ejemplo: Imagina que tienes un producto en tu tienda en línea que está temporalmente fuera de stock y deseas redirigir a los usuarios a una página de ‘Producto Agotado’ hasta que el producto esté disponible nuevamente.

En este caso, usarías una redirección 302:

Redirección 302:

Desde: https://www.ejemplo.com/producto-agotado

Hacia: https://www.ejemplo.com/producto-temporalmente-agotado

¿Cuándo podrías necesitar una redirección 301?

Puedes necesitar una redirección 301 en una variedad de situaciones en las que haya cambios permanentes en tu sitio web que afecten a las URLs de las páginas. De hecho, hay una lista con algunos ejemplos comunes de casos en los que podrías necesitar una redirección permanente que hemos hecho para ti: 

  • Cambio de dominio: si cambias el nombre de dominio de tu sitio web, es importante implementar redirecciones permanentes para asegurarte de que los visitantes y los motores de búsqueda sean dirigidos a la nueva ubicación.
  • Reestructuración del sitio: si reorganizas la estructura de tu sitio web, moviendo páginas a diferentes categorías o cambiando la jerarquía de navegación, las redirecciones 301 ayudarán a mantener la coherencia y a evitar enlaces rotos.
  • Cambios en las URLs de las páginas: si modificas las URLs de tus páginas, ya sea por razones de SEO, estética o funcionalidad, es esencial implementar redirecciones permanente para que las antiguas URLs redirijan a las nuevas.
  • Migración de contenido: si estás migrando contenido de un lugar a otro, como cambiar de un sistema de gestión de contenido (CMS) a otro, las redirecciones 301 aseguran que los visitantes accedan al contenido en la nueva ubicación.
  • Eliminación o fusión de páginas: si decides eliminar una página o fusionar varias páginas en una sola, una redirección permanente puede dirigir a los usuarios desde la URL antigua a la nueva ubicación o página de destino.
  • Cambios en estructura de enlaces internos: si cambias los enlaces internos en tu sitio web, las redirecciones 301 pueden ayudar a asegurarte de que los enlaces antiguos sigan siendo funcionales y redirijan a la nueva ubicación.
  • Migración de dominios HTTP a HTTPS: si cambias tu sitio web de HTTP a HTTPS (seguro), debes implementar redirecciones permanente para garantizar que los usuarios sean redirigidos automáticamente a las URLs seguras.
  • Versión móvil o AMP: si tienes versiones móviles de tus páginas o versiones AMP (Accelerated Mobile Pages) y deseas redirigir a los usuarios a estas versiones desde dispositivos móviles, puedes utilizar redirecciones 301.
¿Cuándo podrías necesitar una redirección 301?

En general, una redirección 301 es necesaria cada vez que hay un cambio permanente en la estructura de tu sitio web o en las URLs de tus páginas. Implementar redirecciones permanentes de manera correcta ayuda a mantener la experiencia del usuario, la autoridad de búsqueda y la coherencia en la navegación del sitio.

Herramientas para realizar redirecciones 301

Hay varias opciones disponibles para realizar redirecciones 301 o 302, pero recuerda que la elección de la herramienta depende en gran medida de tu nivel de experiencia técnica y del entorno en el que estás trabajando. 

Algunas opciones pueden ser más adecuadas para principiantes, mientras que otras requieren un mayor conocimiento técnico, por lo que si no es un área que conozcas, lo más ideal es contratar a un experto en dicha área-

Sin embargo, por precaución siempre es recomendable hacer una copia de seguridad antes de realizar cambios importantes en tu sitio web y asegurarte de que las redirecciones se implementen correctamente para evitar problemas en el futuro.

1. Herramientas de configuración de servidor web

  • Apache: puedes editar el archivo .htaccess para configurar redirecciones 301 en servidores que utilizan Apache.
  • Nginx: si tu servidor utiliza Nginx, puedes configurar redirecciones 301 en el archivo de configuración.

2. Plugins de plataformas de gestión de contenido (CMS)

  • WordPress: hay varios plugins disponibles, como «Redirection» o «Yoast SEO», que te permiten gestionar redirecciones 301 de manera sencilla.
  • Joomla: extensiones como «SH404SEF» ofrecen opciones para configurar redirecciones 301.

3. Herramientas en línea

  • Online Redirect Checker: te permite verificar redirecciones y obtener detalles sobre el código de respuesta.
  • Redirect Checker de Screaming Frog: ofrece análisis de redirecciones y otras características útiles.
  • HTTP Status Code Checker: verifica los códigos de estado HTTP de tus URL y redirecciones.

4. Herramientas de SEO y analítica:

  • Google Search Console: te permite gestionar redirecciones y rastrear el estado de tu sitio en Google.
  • Bing Webmaster Tools: similar a Google Search Console, pero para el motor de búsqueda Bing.

5. Herramientas de edición de archivos:

  • Editores de texto: puedes utilizar editores de texto avanzados para editar archivos de configuración de servidor o códigos fuente de tu sitio.

6. Plataformas de alojamiento web:

Algunos servicios de alojamiento web te ayudan con esta opción ya que ofrecen paneles de control con opciones para gestionar redirecciones. El problema es que requieres de conocimientos más avanzados, pero si no lo sabes hacer, tienes dos opciones:

  1. Aprender a hacer las redirecciones desde el panel de control.
  2. Contratar los servicios de un profesional.

De aprender por ti mismo, tendrías una gran variedad de ventajas, como no dejar que alguien externo acceda a tu web, por lo que te preguntamos: ¿estarías dispuesto a aprender a hacer redirecciones permanentes? Cuéntanos en los comentarios.

¡Únete al primer programa de Coding & Data para perfiles no técnicos!

Descarga la info del programa: duración, tecnologías que vas a aprender, profesores… Y descubre si es para ti.

Clases GRATIS

Aprender a programar es más fácil de lo que crees Todo depende de cómo te lo expliquen.

También te puede gustar

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published.

Share This