El método Lean Startup: qué es y cómo puede ayudarte a evitar fracasar

El método Lean Startup: qué es y cómo puede ayudarte a evitar fracasar

el metodo de lean startup

Blog » Emprendimiento » El método Lean Startup: qué es y cómo puede ayudarte a evitar fracasar

¿Sabías que el 90% de los negocios online acaban fracasando?

Lanzar un proyecto online y vivir de él es el sueño de muchos, pero la realidad de muy pocos. Si eres alumno de ThePowerMBA o un lector asiduo de nuestro blog, seguro que ya conocías esta estadística.

Si por el contrario es la primera vez que la lees: bienvenido a la realidad de los negocios digitales.

Pero tranquilo, existe una solución: es el Método Lean Startup y te lo explicamos a continuación.

No cometas este error al emprender...

No existe una fórmula secreta que te garantice el éxito de un proyecto.

¿Significa esto que si tú decides emprender, tarde o temprano acabarás fracasando? La respuesta es: depende.

Si dedicas tiempo a adquirir los conocimientos clave y aplicas la metodología adecuada, tus probabilidades de triunfar como emprendedor digital se multiplicarán y serán infinitamente más altas.

Si quieres formar parte del 10% de emprendedores que acaban triunfando, debes evitar cometer el error número uno que cometen la gran mayoría de emprendedores que fracasan: pensar que en cuanto lances tu negocio online te van a llover los clientes, que la gente se va a pelear por comprar tu producto o servicio, y que tu web se convertirá en un imán de visitas. 

En ThePowerMBA te aconsejamos que borres esa idea de tu mente y que te quedes con esto: montar un negocio online no es complicado. Hacerlo rentable vendiendo un producto o servicio que realmente aporte valor a tus clientes, sí que lo es. Y mucho.

Utiliza la metodología Lean Startup

Emprender es un camino lleno de incertidumbre. Sin embargo, puedes reducir al máximo tus probabilidades de fracaso si, en vez de enamorarte de tu idea como lo hacen la gran mayoría de los emprendedores, optas por aplicar el método Lean Startup desde el minuto uno.

Sé sincero… ¿Qué es lo primero que harías si se te ocurriese una idea de emprendimiento? Déjanos adivinar… ¿Hacer un business plan súper detallado, gastarte un dineral en desarrollar el producto, y montar rápidamente el negocio?

Por favor, no hagas eso. Es el típico error que cometen la gran mayoría de emprendedores que no conocen el método Lean Startup, y es el gran culpable de que acaben yendo cuesta abajo y sin frenos rumbo al fracaso

Puede que tú pienses que tu idea es increíble, que va a cambiar el mundo, y que probablemente se convierta en el próximo caso de éxito al estilo de Uber, Facebook o Airbnb. Es más, seguro que ni siquiera te atreves a contarle tu idea a nadie porque piensas que es tan buena y tan innovadora que te la van a copiar enseguida

Déjanos revelarte un secreto: las ideas por sí solas, no valen nada. Si quieres transformar tu idea en un negocio rentable, lo primero que tienes que hacer es validarla.

Pero… ¿qué significa exactamente validar una idea?

Tenemos un artículo dónde te explicamos más en detalle lo que significa validar una idea y cómo hacerlo, pero en resumen significa asegurarte de que el producto o servicio que quieres crear, realmente le aporta valor a un nicho de mercado, ya que cubre una necesidad o resuelve un problema importante.

Ejemplo de validación de idea

Imagina que quieres montar una startup de delivery de comida para oficinas en tu ciudad.

¿Qué sería lo primero que tendrías que hacer?

Muy simple: asegurarte de que hay trabajadores de oficinas interesados en contratar el servicio que ofreces.

Pero, ¿qué significa asegurarte de que realmente están interesados? 

Comprobar que existe un nicho dispuesto a pagar por el producto o servicio que quieres vender no significa contarles tu idea y que te digan que ‘mola mucho’, que ‘es una pasada’ o que ‘ seguro que lo vas a petar’.

Tienes que asegurarte de que estarán dispuestos a pagar por ella.

Y no nos vale que, con tal de venderles tu producto o servicio, estés dispuesto a hacerles un 90% de descuento. Si haces esto, las conclusiones que obtengas de tu proyecto serán erróneas. Los clientes tienen que estar dispuestos a pagar el precio real, o por lo menos, el precio real menos un 10% o un 20% de descuento. 

Pero no te engañes. No hagas descuentos exagerados ni les des todas las facilidades posibles para lograr que sí o sí te compren. Si no están dispuestos a pagar el precio real de tu producto o servicio, mejor que lo sepas cuanto antes. Significará que no ven valor suficiente en lo que ofreces, y gracias a ello, tú te ahorrarás hacer el business plan, desarrollar la idea, y montar todo el negocio. Es decir, unos cuantos miles de euros.

Si los clientes a los que les has ofrecido tu producto no ven valor suficiente en él, recopila todo el feedback posible y aplícalo para rediseñar tu producto. Haz esto todas las veces que haga falta hasta que des con un producto que realmente aporte valor a un nicho de mercado.

Insistimos: no cometas el error número uno en el que caen la mayoría de los emprendedores. No lances tu negocio sin antes haber validado tu producto. No gastes una fortuna en marketing si aún no sabes si aquello que quieres vender realmente aporta valor a algún nicho de mercado. 

El libro «El método Lean Startup»

Esta metodología está recogida en el libro del emprendedor estadounidense Eric Ries, que cuenta su experiencia utilizando Lean Startup y además te explica cómo aplicarlo en tu emprendimiento.

El ciclo de Lean Startup

A continuación, te enseñamos el ciclo definido por Eric Ries en su libro El método Lean Startup:

El método lean startup

Y este es el ciclo que hemos definido en ThePowerMBA, un ciclo más adaptado al proceso real de creación de un producto o modelo de negocio.

El método lean startup


Antes que nada, todo nace con tu idea, que es un modelo de negocio, una propuesta de valor, un servicio…

1. Hipótesis:

Tienes que identificar las hipótesis que están implícitas en tu idea. Las hipótesis son todas aquellas asunciones o actos de fe que estás dando por hecho que ocurrirán.

Ejemplo: estás dando por supuesto que los clientes te van a comprar, que van a pagar X, que vas a poder llegar a ellos a través de este canal…

2. Experimentos MVP

El siguiente paso es tratar de validar lo antes posible si estas hipótesis son correctas o no. Aquí entra el juego el Mínimo Producto Viable (MVP) que es la herramienta que se utiliza para esta validación.

El MVP es la versión mínima de tu producto. Cuando la construyas es importante que inviertas el menor tiempo y dinero posible. El objetivo del MVP es validar todas tus hipótesis.

3. Medir y obtener insights

Esto te va a permitir aprender de la interacción del producto con los clientes e ir sacando conclusiones. Es una fase fundamental para tomar decisiones y detectar aspectos que no habías tenido en cuenta.

4. Seguir o pivotar

Tras analizar los resultados, puedes haber validado tu idea o modelo de negocio y seguir adelante con el proyecto, o por el contrario puedes pivotar y modificar tu modelo para adaptarte a la demanda real del mercado.

Si decides pivotar, el ciclo se repite con la idea y las hipótesis nuevas.

Ejemplo de Lean Startup: Zappos

Nick Swinmurn, uno de los fundadores de Zappos, tuvo una idea de negocio (una visión): quería montar un ecommerce de zapatos.

Era el año 2002 y la gente todavía no compraba este producto online. El riesgo era altísimo, ya que este mercado aún no existía.

  • Lo primero que hizo fue identificar las hipótesis que tenía que validar, y la principal de ellas era si la gente quería comprar zapatos online.
  • Lo siguiente que hizo fue crear un MVP montando una web muy simple. Fue a zapaterías y sacó fotos de los zapatos que ofrecía en su web. En el caso de que un cliente comprase zapatos en su página, él mismo iba a por ellos a la tienda y se los enviaba (evidentemente en este proceso Nick perdía dinero, pero el aprendizaje que obtuvo de todo esto fue muy importante). Normalmente lo primero que haría cualquier emprendedor sería contactar con proveedores, montar una web, una pasarela de pagos… Gastando un montón de dinero sin ni siquiera haber validado que es un negocio viable.
  • Gracias a este proceso, Nick consiguió validar su hipótesis principal: que había hueco en el mercado para su idea de negocio. Además, al enfrentarse tan rápido con sus clientes aprendió mucho (lo que les gustaba de su producto y lo que no, las quejas que les iban surgiendo…). Esta es la fase de aprendizaje, donde sacas las conclusiones necesarias para evolucionar tu modelo de negocio y ajustarlo mejor a la demanda del mercado.

En ThePowerMBA creemos firmemente que si aplicas el método Lean Startup en tu negocio, tienes grandes probabilidades de triunfar como emprendedor.

Nos gusta tanto esta metodología que la enseñamos en todos nuestros masters. Queremos que nuestros alumnos aprendan a aplicarla en sus proyectos desde el primer minuto.

Cuéntanos: ¿Qué opinas de Lean Startup? ¿Te parece un buen método para aplicar en tu negocio? Te leemos.

También te puede gustar

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo levantar el capital suficiente para financiar tu startup | ThePowerMBA - […] Recuerda que las startups son negocios que implican un riesgo altísimo, así que es mejor que tus familiares y…
  2. Lean Six Sigma: la metodología para la optimización de procesos - […] The Power MBA hay una lección completa sobre LEAN STARTUP. El principio Lean es el mismo: agilidad para obtener…
  3. Cómo validar un Mínimo Producto Viable | ThePowerMBA - […] emprendedor debes conocer todos los pasos de la metodología Lean Startup como el Mínimo Producto Viable al que hemos…
  4. La importancia de la Contabilidad y las Finanzas | ThePowerMBA - […] controlar, analizar o proyectar lo que va a ser el futuro de tu querida iniciativa. Y siguiendo la metodología…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This