El Internet de las cosas en las empresas: qué es y cómo puede ayudar a aumentar la productividad de cualquier negocio

Internet de las cosas en las empresas

Blog » Business » El Internet de las cosas en las empresas: qué es y cómo puede ayudar a aumentar la productividad de cualquier negocio

Hoy en día existen algunos términos que se repiten una y otra vez en los titulares de las noticias tecnológicas, de negocio y de emprendimiento.

Algunos de ellos son: Big Data, Cuarta Revolución Industrial, transformación digital, Internet de las cosas (en inglés, Internet of Things, abreviado IoT), etc.

Y no es casualidad que las noticias los repitan tantas veces, ya que todos estos conceptos están cambiando la forma en la que vivimos.

En este post nos queremos centrar en el Internet de las cosas, y más concretamente en el Internet de las cosas en las empresas.

El Internet de las cosas en las empresas llega pisando fuerte, ya que Internet se ha convertido en una parte crucial de nuestro día a día. De hecho, según Comunicación&Marketing, “en 2020 Internet alcanza la cifra histórica de 4.540 millones de usuarios, es decir, el 59 % de la población mundial”.

«En 2020 Internet alcanza la cifra histórica de 4.540 millones de usuarios, es decir, el 59 % de la población mundial».

Comunicación&Marketing

Debido a la importancia global que tiene Internet, dentro de este ámbito surge el Internet de las cosas.

Este concepto hace referencia a la interconexión de internet con todos los dispositivos que estamos acostumbrados a usar de forma diaria para hacer más fácil la consecución de las tareas cotidianas y, además, aumentar la productividad.

Como no podía ser de otra manera, las empresas también hacen uso del Internet de las cosas para ser más eficientes y, en consecuencia, aumentar su competitividad y productividad. Estas características son imprescindibles en un mercado tan complejo como el actual.

En este post te contamos qué es el Internet de las cosas y para qué sirve. También te explicamos por qué es importante en las empresas, cuáles son los principales beneficios de su aplicación, y cómo se puede implementar en las compañías.

En último lugar, te ponemos ejemplos de algunas empresas que han aumentado su productividad gracias al Internet de las cosas, y además te aconsejamos algunos libros que te aclararán dudas en relación a este tema.

Si quieres saber exactamente cómo ayuda el Internet de las cosas a las empresas, te aconsejamos que sigas leyendo el post.

¡Empezamos!

Qué es el Internet de las cosas y para qué sirve

Para que entiendas la importancia que tiene el Internet de las cosas en las empresas, es imprescindible que comprendas qué es el Internet de las cosas.

Este término fue mencionado por primera vez por Kevin Ashton (Cofundador y director ejecutivo del Auto-ID Center de MIT) en una presentación que hizo a Procter & Gamble en 1999.

Pero como decíamos anteriormente, ha ido ganando importancia a medida que han aumentado los usuarios que utilizan Internet.

Una de las principales diferencias entre Internet “a secas” e Internet de las cosas es que, en relación a este último, las cosas hablan entre sí, es decir, nuestros dispositivos se comunican para darnos información relevante.

Para ser más concretos, el Internet de las cosas hace referencia a los sistemas de los dispositivos físicos mediante los que transfieren y reciben datos a través de redes inalámbricas.

Y todo esto sin la intervención de los seres humanos.

Piénsalo, tradicionalmente somos las personas las que enviamos peticiones a los dispositivos para que nos respondan con la información solicitada.

Pero en el Internet de las cosas, los dispositivos saben cuándo enviar la información necesaria que obtienen en tiempo real —generalmente mediante sensores— a otros dispositivos para facilitarnos la vida.

Por ejemplo, imagínate un termostato inteligente (debes tener en cuenta que el término “inteligente” se refiere a la aplicación del Internet de las cosas). Recibe datos sobre la ubicación de tu coche mientras conduces para saber dónde se sitúa, y de esta forma, adecúa la temperatura de tu casa antes de que llegues.

No has tenido que hacer absolutamente nada, y es más eficiente y sencillo que si tuvieras que hacerlo todo de forma manual.

Por lo tanto, el internet de las cosas hace referencia a dos aspectos:

  • Cosas inteligentes conectadas: desde dispositivos a objetos domésticos comunes o infraestructuras. Por ejemplo, sensores de luz.
  • Software y los servicios que hacen posible que esas “cosas” sean útiles.

Para que lo entiendas mejor, te vamos a exponer una situación en tu vida cotidiana que sólo podría darse con el Internet de las cosas:

Estás en la cama por la mañana antes de despertarte, y un brazalete está monitoreando tu sueño. Cuando detecta que ya has dormido suficiente, te despierta con un sonido o vibración.

Al mismo tiempo podría avisar a tu cafetera para que empiece a funcionar y te vaya preparando un café.

Mientras te cepillas los dientes, el cepillo “inteligente” es capaz de detectar si tienes algún problema dental y de pedir una cita con tu dentista en función de tu agenda. Además, te notifica el horario de la cita en tu teléfono.

Suena bastante futurista e incluso utópico, pero algunos de estos objetos ya existen gracias a la conexión de éstos con Internet.

Por qué es importante el Internet de las cosas en las empresas

Como veníamos diciendo, Internet ha conectado el mundo de una forma inimaginable. Pero la realidad es que esto no ha hecho más que empezar.

Actualmente, se estudia cómo se puede sacar el máximo provecho a esta interconexión para dar lugar a cambios positivos en nuestras vidas.

De esta forma, el Internet de las cosas está llegando a las empresas, y la consecuencia directa es el cambio de las compañías a negocios digitales. Así, surgen nuevos modelos de negocio que consiguen mejorar su eficiencia.

Como señaló José Manuel Petisco (exdirector general de Cisco en España) en la presentación del libro “Internet of Things” de Maciej Kranz: “el Internet de las cosas es la integración de las tecnologías de las operaciones con las de la información para obtener datos con los que tomar la mejor decisión empresarial”.

“El Internet de las cosas es la integración de las tecnologías de las operaciones con las de la información para obtener datos con los que tomar la mejor decisión empresarial”.

José Manuel Petisco (exdirector general de Cisco en España)

Gracias al Internet de las cosas, y consecuentemente a la información que arrojan los dispositivos inteligentes, las empresas son mucho más conscientes del comportamiento de sus clientes, así como de sus intereses y problemas.

El Internet de las cosas también ayuda en relación a temas de logística, ya que las empresas pueden saber cuándo se están quedando sin stock gracias a sensores que avisan cuando un producto se está agotando. 

De esta forma, pueden disponer de una reposición rápida de los mismos y en ningún momento llegan a quedarse sin ellos.

Es más, estos sensores podrían avisar directamente a los proveedores y distribuidores, y todo el proceso se haría de forma mucho más rápida.

También hace posible que las empresas conozcan el mejor momento para hacer una promoción o una venta, o aumenten su rapidez de reacción frente a nuevas tendencias y factores externos.

No cabe duda que, con esta cantidad de información, se pueden crear productos o servicios mucho más personalizados y, de esta forma, aumentaría la eficiencia y productividad del negocio.

Cuáles son los principales beneficios del Internet de las cosas en las empresas

Si el Internet de las cosas ayuda a que las empresas sean más productivas, está claro que los beneficios que aporta su implementación son enormes.

Para que comprendas todos los cambios positivos que trae consigo, te vamos a poner algunos ejemplos de cómo los diferentes sectores aprovechan el Internet de las cosas:

  • Medio ambiente: permite el acceso desde cualquier lugar del mundo a la información meteorológica que arrojan los sensores atmosféricos.
  • Energía: permite la monitorización en remoto del consumo de energía. De esta manera, se puede optimizar dicho consumo en aquellos dispositivos inteligentes.
  • Logística y transporte: permite el seguimiento de vehículos, el control del tráfico, así como la búsqueda de aparcamiento de forma más sencilla.
  • Control de infraestructuras: permite un control total de las carreteras y los elementos que las componen, como radares, semáforos, etc. De esta manera, se podría avisar de forma inmediata al servicio de emergencias en caso de que haya un accidente, a asistencia vial en caso de que un coche se averíe en medio d jue la carretera, etc.
  • Medicina y salud: permite la implementación de sistemas que monitorizan a los pacientes y notifican a emergencias o a los médicos en caso de que sea necesario, a partir de los datos en tiempo real.
  • Industria: permite la optimización de las cadenas de producción, actividades de mantenimiento o de reparación de productos, así como una gestión más centralizada de los procesos. De esta manera, la empresa es más eficiente y los clientes estarán más contentos por las respuestas rápidas de la compañía.

Cómo se implementa el Internet de las cosas en las empresas

La mejor forma de entender la implementación del Internet de las cosas en las empresas es a través de ejemplos reales de compañías que lo han aplicado y han conseguido aumentar su productividad:

Harley Davidson

La producción de estas motos daba muchos problemas, ya que carecía de dinamismo, eficiencia y los datos que recibía la empresa eran inútiles. A todo esto, había que sumarle que la mano de obra era muy cara. Se tardaba generalmente año y medio en implementar todas las mejoras que requerían los vehículos.

Para hacer frente a esta situación, decidió aplicar el Internet de las cosas en una de sus fábricas, y de esta forma, integró todo en una sola red y se pudieron consolidar todos los datos.

El resultado fue que consiguió incrementar su productividad en un 80 %, reduciendo el ciclo de fabricación de 18 meses a 2 semanas y, además, mejorando su rentabilidad entre un 3% y 4%.

Disneyland Orlando: Magicbands

Este parque temático se ha vuelto aún más mágico gracias al Internet de las cosas, ya que ha incorporado unas pulseras que permiten mejorar la experiencia en el parque.

Podemos destacar que se puede entrar a las atracciones sin hacer cola, se puede pagar en todo el parque, puedes localizar a tus familiares, recibir las fotos que te haces con tu móvil, así como conseguir todo tipo de sorpresas durante tu estancia en Disneyland.  

De esta manera, Disneyland Orlando ha logrado ofrecer un servicio único a sus clientes y mejorar la eficiencia de la empresa.

Virgin Atlantic

Desde 2014, los Boeing 787 de esta compañía aérea utilizan el Internet de las cosas en el cielo. Todas las piezas del avión están conectadas a la red.

De esta forma, gracias a que todas las piezas están monitorizadas y arrojan información muy valiosa en tiempo real, se puede aumentar la seguridad en los vuelos.

David Bulman (ex director de IT de Virgin Atlantic) explica que “si hay un problema con alguna pieza, lo sabremos antes de que el avión aterrice. De esta forma, podemos preparar todas las reparaciones pertinentes antes de que llegue a destino”.

Fitness First

Una de las cadenas de gimnasios más grandes a nivel mundial se ha volcado de pleno en el Internet de las cosas.

Se enfoca en la interacción con los clientes, ya que centra su modelo de negocio en la digitalización para crear comunidad entre sus usuarios y motivarlos en sus entrenamientos.

A través de los móviles, la empresa puede conocer qué clientes utilizan sus instalaciones y les manda información sobre el gimnasio o sobre sus entrenamientos.

Más que ir al gimnasio, ser cliente de esta empresa se convierte en una experiencia única para los usuarios y permite aumentar la eficiencia de la empresa.

Stanley Black and Decker

Es una compañía americana fabricante de herramientas industriales y hardware para los hogares.

El directivo de la empresa se dio cuenta de que la productividad de una de sus plantas en México estaba disminuyendo mucho. Por ello, la empresa decidió utilizar el Internet de las cosas. 

Incorporó dispositivos de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) a las líneas de producción. Estos dispositivos se encargaban de enviar información al sistema y a los responsables de la planta.

En caso de que encontraran problemas, los empleados podían solicitar ayuda con tan solo hacer clic en un botón que enviaba un mensaje a los dispositivos conectados.

Aunque no notificaran el problema, la propia inteligencia de los dispositivos permitía emitir mensajes a los responsables en caso de que la eficiencia de la producción disminuyese.

Gracias a la implementación del Internet de las cosas, esta empresa motivó mucho a los empleados, ya que recibían la ayuda que necesitaban en cada momento.

En conclusión, aumentó la eficiencia y calidad de la planta.

Tras ver estos ejemplos, que son sólo unos pocos de todos los existentes, podrás observar que el Internet de las cosas no es algo utópico.

Es una tecnología real que ya aplican muchas empresas que son conscientes del potencial que tienen las nuevas tecnologías en cualquier sector.

3 libros sobre Internet de las cosas en las empresas

Si te has quedado con ganas de aprender más sobre el Internet de las cosas en las empresas, te vamos a aconsejar algunos libros que te ayudarán a profundizar en el tema.

1. Big data y el Internet de las cosas (de Mario Tascón y Arantza Coullaut)

El Big data y el Internet de las cosas están íntimamente ligados. Este libro explica en tan sólo 120 páginas qué es el Big Data, así como la importancia que tiene el Internet de las cosas para facilitarnos la vida.

Te ayudará a entender estas tecnologías revolucionarias, el papel que juegan en la constitución de un nuevo ecosistema digital, así como el potencial que tienen para cambiar muchos ámbitos de nuestra vida a mejor.

Además, comprenderás todo esto teniendo en cuenta las posibilidades que arrojan estas tecnologías, así como los riesgos y desafíos que entraña su aplicación en la sociedad.

>> Haz clic para ver en Amazon

2. Internet de las cosas: El futuro es una realidad (de Carlos Frías Martínez)

Este libro te ayudará a comprender cómo funcionan las comunicaciones y cómo están evolucionando.

Adquirirás una nueva perspectiva sobre la tecnología, gracias a la sugerencia de proyectos y prácticas que te pueden guiar hacia el desarrollo de nuevas habilidades en relación con esta nueva tecnología.

>> Haz clic para ver en Amazon

3. La Red de Todo: Internet de las Cosas y el Futuro de la Economía Conectada (de Andrei Vazhnov)

Este libro te intenta guiar para que entiendas qué es el Internet de las cosas y por qué es tan importante.

Comprenderás el gran cambio que se está dando en la naturaleza de los productos tal y como los conocemos. 

De esta forma, muchas empresas están compitiendo para ser las más avanzadas en este sentido.

De hecho, Ericsson promete 50 mil millones de dispositivos conectados a la red en 2020. General Electric predice que el Internet Industrial añadirá 15 trillones de dólares al PIB mundial en los próximos 20 años.

Y la pregunta es, ¿cómo será la vida y la economía cuando miles de millones de cámaras, GPS y sensores hayan cubierto la superficie del planeta? ¿cómo podrán las empresas gestionar todos los datos arrojados por estos dispositivos?

>> Haz clic para ver en Amazon

Después de haber leído este post, esperamos que hayas entendido lo beneficioso que puede resultar el hecho de implementar el Internet de las cosas tanto en la sociedad, como en el día a día de una persona y por supuesto en las empresas.

Toda novedad trae consigo dudas, incertidumbre e incluso miedo a lo desconocido. En este caso, no es diferente.

El Internet de las cosas requiere de un cambio de mentalidad para ver cómo la interconexión de “cosas” con Internet puede facilitar la vida a las personas.

Y a ti, ¿se te ocurren más ejemplos de empresas que estén aplicando el Internet de las cosas a día de hoy?

Te leemos.

También te puede gustar

4 Comentarios

  1. Sara

    Un post realmente interesante! Es increíble todos los avances que nos esperan gracias al uso de la tecnología… La verdad es que hasta da un poco de miedo ????

    Gracias por compartir contenido tan bueno siempre

    Responder
    • Equipo de ThePowerMBA

      Hola Sara ????

      Muchísimas gracias por tu comentario.

      Es cierto, la ciencia avanza a pasos agigantados y asusta un poco pensar en todo lo que se podrá hacer gracias a las nuevas tecnologías.

      Un saludo y que tengas muy buen día.

      Responder
  2. Manuel

    Buenos días. Post muy bueno, relacionado con la industria y cómo se puede mejorar gracias a la nueva tecnología. El incluir ejemplos de carácter tan distintos como Harley Davidson o Disneyland y la recomendación de lectura hacen más valioso el post.

    Éste es el futuro y sin embargo los sectores industriales son en lineas generales reacios a implementarlos tan a la ligera. En esta linea está la verdadera innovación de la industria y quien no esté avanzando en él a día de hoy, se va a quedar relegado.
    Esta claro el impacto que puede tener en la productividad de las líneas y como puede facilitar las tareas a las personas que allí trabajan. El único freno es el miedo a lo desconocido. Es muy buen campo para nuevos emprendedores, nativos digitales y con una fuerte motivación que permita convencer a los altos directivos del sector industrial en apostar de lleno por el internet de las cosas.

    Responder
    • Leila Staryfurman

      ¡Hola Manuel! ????

      Muchísimas gracias por tu comentario. Efectivamente es el futuro, y las empresas que se amolden antes a este panorama adquirirán una ventaja competitiva frente al resto.

      Un saludo y que tengas muy buen día

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This