Retener vs fidelizar talento: 8 estrategias que harán que tus empleados se enamoren de la empresa

Escrito por Claudia Roca

Fidelizar talento

Blog » Business » Retener vs fidelizar talento: 8 estrategias que harán que tus empleados se enamoren de la empresa

Atraer, atraer y atraer… Sin duda atraer talento a una compañía es súper importante, pero quizás uno de los mayores errores que se pueden cometer a la hora de gestionar talento es centrarse solo en este punto.

¿De qué te sirve atraer empleados si luego no consigues “engancharlos” de verdad? 

Es por eso que cada vez más empresas están centrando sus esfuerzos en retener talento y, no sé a ti, pero a nosotros la palabra “retener” nos suena fatal. Parece que queramos obligar a alguien a quedarse con nosotros. Y no es eso lo que buscamos, ¿verdad?

Por eso, desde ThePowerMBA nos gusta más hablar de fidelizar talento porque lo que buscamos es que nuestros empleados decidan apostar por nosotros, por nuestro proyecto y por nuestra forma de trabajar.

¿No buscas tú lo mismo para tu organización? Pues entonces, prepara papel y boli porque en este artículo vamos a darte algunas claves y estrategias para fidelizar a tus empleados.

Retener no, fidelizar

La propia RAE define retener como “Impedir que (algo) salga”. Por lo que, técnicamente, podríamos definir retener talento como tomar aquellas medidas para impedir que un empleado que desea marcharse de la empresa lo haga.

Mucha gente puede pensar que si existe una baja tasa de rotación es porque la plantilla está a gusto, motivada y conforme, y puede que así sea, pero realmente no tiene porque. Puede que tus empleados se queden en tu empresa por ejemplo por las buenas condiciones salariales que hacen que, aunque tengan otras carencias, queden retenidos en esa “jaula de oro”. 

En nuestra opinión, tus esfuerzos deberían ser otros, deberías buscar “enamorar” a aquellas personas que realmente pueden aportar a la organización mientras, paralelamente, ellas mismas crecen como personas y profesionales.

Deberías buscar "enamorar" a aquellas personas que realmente pueden aportar a la organización mientras, paralelamente, ellas mismas crecen como personas y profesionales. No retengas, fideliza talento 😍 Clic para tuitear

Del mismo modo en el que te esfuerzas por fidelizar clientes, deberías trabajar en fidelizar talento. ¿Qué buscan? ¿Cómo puedes ofrecérselo? ¿Cómo hacer que se sientan realizados, felices, motivados y comprometidos?

Sigue leyendo.

6 principales razones por las que las personas cambian de trabajo 

Quizás, una de las mejores formas de descubrir cómo fidelizar el talento de tu organización sea analizar las razones por las que las personas abandonan un empleo por otro. Estas son las 6 principales:

1. Falta de oportunidades de crecimiento

Las personas buscan seguir creciendo profesionalmente a medida que lo hace la empresa y cuando ven que han tocado techo empiezan a darse cuenta de que sus oportunidades de desarrollarse en este puesto de trabajo son limitadas.

Por eso, el escaso desarrollo profesional de la plantilla en una empresa es una de las principales razones por las que las personas cambian de empleo. ¡Ojo! No estamos hablando de ascender únicamente, sino también a un desarrollo horizontal.

2. Diferentes expectativas salariales

Puede que no sea lo más importante pero, admitámoslo, el sueldo puede inclinar considerablemente la balanza hacia un empleo u otro. Mejorar la economía personal es sin duda una motivación clara para cambiar de trabajo. El salario cuenta además con otras dimensiones más psicológicas que la capacidad de adquisición: el estatus o el reconocimiento, por ejemplo.

3. Una falta de apoyo por parte de los líderes

Cuando una persona tiene iniciativa pero no se siente apoyada por sus líderes puede sentirse tentada a cambiar su trabajo. Cuando los líderes no fomentan ese trabajo colaborativo y a la vez autónomo de su equipo o cuenta con una personalidad difícil en el trabajo pueden provocar que los trabajadores se sientan poco valorados y terminen marchándose. Desde luego, el estilo de liderazgo es uno de los factores que puede fidelizar el talento o bien hacerlo desertar. Al fin y al cabo, es la persona que debe velar por el desarrollo y el bienestar de su equipo

4. Un mal ambiente de trabajo

No es la primera vez que hablamos en nuestro blog sobre la importancia de un buen ambiente de trabajo, no solo en cuanto al espacio físico, sino también a las relaciones interpersonales. Cuando las personas no se sienten cómodas con él pueden inclinarse  por cambiar de empleo en su búsqueda. 

5. La desmotivación

No, no trabajas con un grupo de robots, tus empleados tienen sentimientos y a veces pueden perder esa motivación por la que inicialmente se sintieron atraídos por tu empresa. Hay tareas que pueden ser repetitivas, estresantes o simplemente, que no les acaben de llenar y, cuando las empresas no saben detectar estas carencias están perdiendo una oportunidad de fidelizar su talento.

6. Dificultades para conciliar la vida laboral y la personal

Hay algunas condiciones que, especialmente en algunos momentos de la vida de las personas, son especialmente relevantes a la hora de decidir si se cambian o no de trabajo. Si la carga excesiva de trabajo les impide compatibilizar su vida personal con la profesional es sin duda una fuente de descontento.

8 estrategias infalibles para fidelizar talento

Las estrategias de fidelización de talento que eviten su fuga son una de las partes más importantes del buen funcionamiento de una organización. Si quieres gestionar eficientemente tu capital humano para que se involucren de verdad, echa un ojo a estas 8 estrategias para fidelizar talento:

1. Conoce el clima laboral de tu empresa

Seguro que, más o menos, puedes hacerte una idea de cuál es el ambiente de tu empresa pero reconoce que no es una opinión 100% objetiva. Para conocer cuál es el clima real de la organización deberás hacer un estudio que te desvele el estado de salud de tu empresa para así poder implementar las medidas apropiadas que te permitan mejorarlo. Al fin y al cabo, el clima laboral es uno de los factores que más repercute en la satisfacción de los empleados.

Puedes evaluarlo teniendo en cuenta estos indicadores:

  • El sentimiento de pertenencia: por el que la plantilla estará comprometida y se identifica directamente con los valores y el propósito de la marca. 
  • La calidad del liderazgo: teniendo en cuenta la capacidad de los líderes de motivar a su equipo y mejorar su competitividad.
  • Las relaciones interpersonales: comprueba si las relaciones entre las y los compañeros están basadas en el respeto, la cooperación y la confianza. 
  • Entorno físico: al fin y al cabo, los factores ambientales también influyen en el clima laboral de una empresa.

2. Crea un entorno abierto a la comunicación y la empatía

Una de las mejores estrategias para fidelizar a la plantilla es escucharla, entenderla y ser capaz de ponerte en su lugar para atender ciertas peticiones. Solo así conseguirás que estén a gusto de verdad. En este sentido, puedes optar por mantener un canal siempre abierto que mejore la comunicación interna, como Slack o Google Chat, que permiten esa comunicación directa de forma rápida y eficaz.

Además, te recomendamos encarecidamente que mantengas reuniones individuales periódicamente. No hace falta que sean grandes encuentros, con unos 15 minutos puede ser suficiente. De este modo podrás hablar de una forma más directa, personal y cercana con cada uno de ellos, conocerles mejor, conectar emocionalmente con ellos y estar al tanto de su motivación, de sus intereses o cualquier reto al que se esté enfrentando. En la mayoría de las veces es difícil captar toda esta información en reuniones grupales o departamentales. 

3. Garantiza una remuneración salarial conforme con las funciones ejercidas por el empleado

Sí, ya hemos dicho que el dinero no lo es todo, pero asumámoslo, ayuda y mucho a fidelizar el talento. El salario de la plantilla, además de estar acorde con las funciones ejercidas y con el nivel de responsabilidad y de desempeño de cada persona, debe equipararse al mantenimiento de su calidad de vida. También puedes optar por ofrecer complementos salariales como la disposición de guardería para las personas con hijos, planes de pensiones, bonos alimenticios, etc. Así estarás trabajando en una estrategia win-win.

4. No pierdas de vista el salario emocional

Y como el dinero no lo es todo, hay otro tipo de salario clave a la hora de fidelizar talento. Estamos hablando del salario emocional, es decir, todas aquellas retribuciones no económicas que la empresa ofrece a su plantilla para motivarles y generar un mejor ambiente laboral. Este punto es especialmente importante en la generación millennial, a quienes ya no les basta con el salario económico, sino que buscan otras retribuciones como por ejemplo:

  • Un horario flexible.
  • La posibilidad de teletrabajar.
  • Días libres.
  • Beneficios sociales.
  • Salas de descanso o lúdicas en las oficinas.
  • Actividades de voluntariado promovidas por la empresa.

5. Crea el mejor ambiente laboral

Si bien es cierto que para conseguir un buen clima laboral lo más importante es que toda la plantilla reme en una misma dirección, la gran responsabilidad de conseguirlo recae sobre tus hombros. Cuando tus empleados se sienten como en casa el aire que se respira es de entusiasmo y motivación y eso repercute directamente en la productividad de la empresa. Al final, pasamos gran parte de nuestra vida adulta trabajando, ¿qué mejor que disfrutar de lo que haces y de con quién lo haces? Para ello, puedes poner en marcha distintas estrategias como actividades de team building o momentos para tomar un café todos juntos (ya sea virtual o presencialmente). 

6. Promueve el desarrollo profesional de tu plantilla

No hay nada que fidelice mejor el talento que el proporcionar a la plantilla un entorno en el que puedan adquirir nuevas habilidades, donde puedan tener una movilidad interna y progresar. Por ello, te recomendamos que pongas en marcha iniciativas de aprendizaje que consigan comprometer, a la vez que motivar, a tu equipo. Al fin y al cabo, a nadie le gusta sentirse estancado y el ofrecerles oportunidades formativas y de promoción mejora la confianza con tus trabajadores, lo cual se traduce irremediablemente en una mejor fidelización. En este sentido, puedes crear un plan de “career sprints”, basados en la metodología agile, que les ayude a adquirir esas nuevas herramientas que mejor se adapten a ellos y sepan qué es lo que quieren para sus carreras y desarrollo profesional. ¡Ayúdales a crecer profesionalmente!

7. Fomenta el sentimiento de pertenencia

Ese orgullo de formar parte de algo tan importante para nosotros, ejercer lo que conocemos como “el ciudadano corporativo” que siente el proyecto tan suyo, tan acorde con sus principios, valores y propósitos que difícilmente lo abandonará. Este es el verdadero cambio de un modelo tradicional a uno participativo.

8. Pon en práctica el nuevo liderazgo

Las empresas con organizaciones herméticamente jerárquicas están en peligro de extinción. Ahora los empleados buscan líderes cercanos, accesibles y que creen un buen ambiente laboral. Quieren tener cerca a personas que les inspiren, que empaticen con ellos y sus circunstancias, con quienes puedan comunicarse libremente y sentir que trabajan codo con codo para conseguir objetivos comunes. A fin de cuentas, el liderazgo es la pieza fundamental de cualquier equipo de trabajo y, como consecuencia, un punto de inflexión a la hora de fidelizar talento.

Ahora más que nunca, es el talento quien tiene el poder de elegir dónde quiere trabajar y eso hace que las organizaciones de hoy en día lo tengan mucho más en cuenta. Olvídate de retener y consigue que los profesionales que forman parte de tu empresa apuesten de verdad por ella, fideliza talento. Ese es el auténtico reto. Y a ti, ¿qué es lo que hace que realmente quieras formar parte de una organización concreta? ¡Tomemos nota!

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This