Evita estos 23 errores si quieres hacer una campaña de email marketing efectiva

Portada email marketing

Blog » Marketing » Evita estos 23 errores si quieres hacer una campaña de email marketing efectiva

A pesar de la creciente popularidad que han adquirido las redes sociales en los últimos años, el email marketing sigue siendo una de las técnicas más utilizadas por las empresas para conseguir sus objetivos de negocio.

Ya sea para aumentar el reconocimiento de marca, la conversión, recibir feedback de sus productos o servicios, mantener el contacto con los clientes potenciales, generar engagement, potenciar estrategias de marketing de contenidos, etc.

Esto es así porque el marketing por correo electrónico sigue siendo un canal de comunicación muy poderoso que ofrece resultados inigualables.

Y todo ello con un retorno de la inversión espectacular.

Pero para conseguir que realmente se convierta en una herramienta de marketing imbatible, es imprescindible que las campañas de email marketing se ejecuten de forma correcta.

Es fundamental que no cometas estos 23 errores que pueden convertir tu estrategia en un auténtico fracaso.

Si te interesa, te recomendamos que sigas leyendo ????. 

Indice de contenido

¿Qué es el email marketing y para qué sirve?

El email marketing (emailing o e-mailing) es una herramienta de comunicación directa de la que disponen las empresas para contactar con su público objetivo.

Consiste en el envío masivo de comunicaciones empresariales a las personas que han aceptado su recepción, ya sean clientes o no. Al existir una aceptación para recibir correos electrónicos, ya hay una predisposición por su parte.  

Estas personas se denominan suscriptores, y se encuentran en una base de datos que debería estar bien segmentada (hablaremos en detalle sobre este punto más adelante).

El objetivo de estos envíos, como veníamos diciendo, puede variar. Pero por lo general está orientado a guiar a los clientes potenciales a través del embudo de ventas.

En función de la parte del embudo en la que se encuentren los suscriptores, los mensajes pueden estar dirigidos al reconocimiento de marca, al aumento de ventas, al desarrollo de la fidelidad por parte de los clientes, etc.

Por lo tanto, no se envía el mismo correo a un lead que aún no conoce mucho la marca que a un lead que ya está a punto de comprar el producto o servicio que ofrece la empresa.

De la misma forma, no se envían las mismas comunicaciones a un lead que a un cliente.

Por ello, es muy importante la segmentación de la base de datos de suscriptores.

¿Por qué es tan importante el email marketing?, ¿qué beneficios aporta?

La importancia del email marketing es incuestionable si tenemos en cuenta que un porcentaje muy alto de la población consulta el correo electrónico a diario (y además muchas veces).

Por ello, esta forma de comunicación directa con los clientes se ha convertido en un canal imprescindible en cualquier negocio. Es un contacto no invasivo que ofrece muchas ventajas, y los suscriptores suelen tener una visión bastante positiva sobre el email marketing.

Además, como veníamos diciendo, se puede utilizar en muchos casos: para confirmar pedidos e informar de su estado, para enviar newsletters, para anunciar novedades sobre la marca, etc.

Y esto convierte al marketing por correo electrónico en una vía de comunicación muy importante para la gestión y el crecimiento de cualquier negocio.

Dicho esto, si sumamos la importancia que tiene como canal de comunicación con las posibilidades de medir los resultados de las campañas (incluso en tiempo real), podemos concluir que esto hace que su potencial sea espectacular.

Esto es así porque gracias a la medición se pueden optimizar las campañas de mailing de forma milimétrica.

¿Cómo hacer una campaña de email marketing efectiva?

Para que comprendas cómo puedes conseguir que se cumplan tus objetivos de negocio al lanzar una campaña de email marketing, a continuación te contamos cuáles son los 23 errores más frecuentes que no puedes cometer.

Al entender cuáles son, vas a poder evitarlos y vas a saber cómo hacer email marketing efectivo (de verdad).

Estos son los 23 errores de email marketing que debes evitar:

1. No planificar

Es fundamental que no lleves a cabo campañas de email marketing sin haberlas planificado previamente. Es decir, sin haber diseñado un calendario (trimestral, semestral o anual) en el que señales todas las acciones de mailing que vas a realizar.

Es la mejor forma de asegurarte de que cuentas con el tiempo suficiente para preparar cada lanzamiento de emails, y de que no te olvidas de ninguna fecha relevante (como San Valentín, el día del padre y de la madre, Black Friday, Navidad, etc).

A continuación te dejamos un ejemplos de un email de una campaña del Día del Padre de la marca de zapatos «Un Paso Más Barcelona».

Además, según como sea tu negocio (si es un ecommerce B2B o B2C por ejemplo) las campañas varían en función de la época del año.

Por ello, es fundamental que también tengas en cuenta este factor. Piénsalo, no es lo mismo vender zapatos en verano que en invierno.

Aquí te dejamos un ejemplo de email marketing estacional de la marca de zapatos «Un Paso Más Barcelona».

2. No establecer objetivos claros que deseas alcanzar con el envío de correos electrónicos

Para diseñar bien tu estrategia de email marketing, debes identificar cuál es tu principal objetivo. De esta forma, vas a tener claro cuál es el beneficio que deseas conseguir, como por ejemplo:

  • Branding: crear imagen de marca.
  • Aumentar las ventas.
  • Aumentar las visitas en tu sitio web.
  • Incrementar la lista de suscriptores a la newsletter.
  • Promocionar un nuevo producto o servicio.

En función de tu objetivo, vas a tener que mandar los mensajes a los destinatarios incluidos en tu base de datos que puedan mostrar interés en él.

Por ejemplo, si tu objetivo es sacar una promoción de zapatos de mujer, vas a tener que mandar los mensajes a las mujeres dentro de tu base de datos, o a las personas que hayan indicado que están interesadas en los zapatos de mujer.

Dicho esto, es importante recalcar que los emails no están orientados solamente a la venta como tal, sino que pueden dirigirse al cumplimiento de objetivos muy distintos, como por ejemplo:

  • Emails de captación: sirven para atraer a nuevos clientes a la marca.
  • Newsletters o boletines informativos: sirven para mantener el contacto con los usuarios a través de mensajes en los que se comunican las novedades (como cambios en las políticas de la empresa, lanzamiento de productos, novedades en relación a promociones, etc).
  • Emails de fidelización: sirven para crear una relación de confianza con los clientes.
  • Emails administrativos: sirven para agradecer a los usuarios por suscribirse o para mandar un contenido descargable, por ejemplo.

Por lo tanto, para conseguir buenos resultados te aconsejamos que mantengas el foco en un objetivo concreto. De lo contrario, los suscriptores no sabrán qué acción les estás pidiendo que realicen. Y probablemente no hagan nada.

3. Realizar campañas de email marketing solo para vender

Si bien es cierto que el email marketing es una gran herramienta de ventas, no hay que olvidarse de que también es una herramienta que sirve para aumentar el reconocimiento de marca, para informar a los usuarios de novedades de la empresa, para aportarles valor a través de contenido que sea de su interés, para fidelizarlos, etc.

Por lo tanto, aprovecha el email marketing para hacer todo esto. En función de la etapa del embudo de ventas en la que esté el lead o cliente, piensa qué campaña conviene realizar.

En conclusión, si solo utilizas el email marketing para intentar vender tus productos, vas a acabar aburriendo a tus suscriptores. Tus suscriptores tienen que concebir a tu marca como una amiga que comparte información relevante con ellos.

4. No segmentar a la hora de enviar mensajes

Una buena segmentación es clave para que tu campaña de email marketing sea efectiva. No sirve de nada mandar todos los mensajes a todos los suscriptores de la base de datos.

Como te veníamos diciendo, algunos de estos usuarios ya son clientes y otros aún no lo son. Simplemente son leads que pueden estar en etapas diferentes del embudo de ventas.

Por lo tanto, no toda la lista de suscriptores va a tener los mismos intereses. Por eso es tan importante la segmentación.

Puedes hacerlo, por ejemplo, en función de su historial de compras, de si es un lead caliente o frío, o de sus preferencias.

A continuación te vamos a poner un ejemplo para que entiendas por qué es tan importante la segmentación de tu base de datos a la hora de mandar correos:

Imagínate que tienes una tienda online en la que ofreces zapatos de mujer y de hombre. Vas a tener que segmentar a tu público en función de su sexo. Así, los mensajes que reciba cada persona serán los adecuados en función de sus intereses.

Una buena forma de hacerlo es incluyendo en el formulario de suscripción una casilla en la que tengan que indicar si quieren recibir información acerca de zapatos de mujer o de hombre.

A continuación te dejamos un ejemplo de un formulario de suscripción de la marca «Zalando»:

5. No utilizar una plataforma profesional adecuada

Las empresas, generalmente las más pequeñas, que no cuentan con presupuestos altos optan por utilizar proveedores genéricos de correo electrónico, como Gmail, Hotmail, Yahoo o Outlook.

Esto no muestra mucha profesionalidad de cara a una persona a la que le están intentando vender sus productos o servicios.

Pero las empresas que no contratan una herramienta creada para el email marketing se justifican en que no cuentan con el suficiente dinero.

No obstante, existen muchas herramientas que no son muy caras (e incluso herramientas gratuitas) que te permiten realizar envíos masivos de correos.

Algunos ejemplos de estos softwares para realizar email marketing son: Mailchimp, Mailjet, Easymailing, benchmark… Tienes muchas entre las que elegir, así que no hay excusas que valgan.

Mailchimp es una de las herramientas más famosas, ya que es muy intuitiva y además es compatible con la mayoría de plugins de WordPress.

6. No personalizar los correos

En el caso del email marketing la personalización a la hora de redactar los correos es algo muy importante.

Por eso, antes de lanzarte a escribir, debes decidir cuál va a ser el tono de voz de tu empresa y quiénes componen tu público objetivo. Es decir, cómo te vas a comunicar con los usuarios (¿de usted o de tú?) en función del perfil de tus suscriptores.

Esto depende de la guía de estilo que sigas en los demás canales de comunicación. Si tu negocio se caracteriza por ser serio y correcto, tu lenguaje en los correos será igual. Pero si eres una marca desenfadada y cercana, los mensajes serán más amigables.

Por lo tanto, piensa que detrás de los correos hay una persona. Esto significa que tienes que hablarles directamente (siempre manteniendo el tono de voz de tu negocio).

Además, debes tener en cuenta estos factores a la hora de escribir mensajes a los suscriptores:

  • Salúdales por su nombre (sin apellidos). A la gente le encanta recibir mensajes que vayan específicamente dirigidos a ellos.
  • Utiliza la segunda persona del singular (tú o usted) o segunda persona del plural, en el caso de que tu negocio sea B2B y te dirijas a un conjunto de personas de un mismo equipo (ustedes).

A continuación te dejamos un ejemplo de un email que mandamos desde ThePowerMBA:

Esto hará que los receptores de los correos se sientan importantes, ya que percibirán que los mensajes han sido redactados para ellos.

Dicho esto, para crear mensajes personalizados, es fundamental que realices formularios de suscripción o registro. De esta forma, vas a poder obtener información de las personas que luego podrás utilizar para hacer los mensajes más personales.

7. Comprar bases de datos

La compra de suscriptores conlleva la vulneración de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.

Por lo tanto, si llevas a cabo esta estrategia, vas a verte expuesto a una posible denuncia y una sanción que puede llegar hasta los 600.000 euros.

Además de contravenir la ley, vas a perder el tiempo, ya que los “suscriptores” que hayas comprado no han elegido voluntariamente formar parte de tu base de datos.

Por lo tanto, cuando reciban tus correos, lo más probable será que ni siquiera los abran. Esto hará que no obtengas un buen retorno de la inversión y que no veas cumplidos los objetivos de tu estrategia.

Así que te recomendamos que te esfuerces en contar con una lista propia de suscriptores. Es decir, con una base de datos conformada por personas que han dejado sus datos de forma voluntaria.

Es la mejor forma de asegurarte de que tu estrategia tenga más posibilidades de éxito.

8. No tener una base de datos actualizada

Los negocios que cuentan con una lista propia y actualizada de correos electrónicos compuesta por suscriptores de calidad tienen mayores probabilidades de éxito en sus campañas.

Esto es así porque su lista está compuesta por usuarios que han decidido dejar sus datos de forma voluntaria y por aquellos que de verdad están interesados en la marca

Es decir, la empresa se ha preocupado por eliminar de la lista de suscriptores a aquellas personas que se han dado de baja de la recepción de correos, que no muestran ningún interés en la empresa desde hace mucho tiempo, etc. 

De esta forma, las campañas de mailing van a contar con un mayor índice de tasa de apertura de los correos y de conversión.

Es decir, cuando esas personas reciban un correo del negocio al que han decidido confiar sus datos, van a ser más propensas a realizar las acciones que éste les pida (meterse en su web, comprar un producto, inscribirse a un webinar, etc).

9. Redactar un asunto que no incite a hacer clic en el correo

El asunto es algo que debes trabajar muy bien. Es lo primero que van a ver los usuarios cuando reciban tu correo. Es la barrera de entrada al contenido de tus emails.

Por ello, es imprescindible que tengas en cuenta las normas de los filtros antispam (más adelante te daremos más detalles acerca de este punto), y que pienses siempre en realizar asuntos personalizados y que despierten el interés de los usuarios.

Es decir, que los receptores piensen: “quiero ver qué más me cuentan en el correo”.

El asunto debe ser claro, atractivo e intrigante para que pueda captar la atención de los destinatarios. En él debes transmitir la idea principal del correo y realizar una llamada a la acción para que lo abran. Y esto lo tienes que conseguir en unos 50 a 70 caracteres.

Para ello, viene muy bien que conozcas las técnicas de copywriting que te exponemos en esta guía.

A continuación te dejamos un ejemplo de un asunto que enviamos en uno de nuestros mails:

10.  No establecer un remitente claro

En línea con el punto anterior, lo primero que leen los usuarios cuando reciben un mensaje es el remitente y el asunto.

En el caso de que no establezcas un remitente claro, lo más probable es que los destinatarios no abran el correo y que decidan mandarlo directamente a la bandeja de SPAM.

Por lo tanto, tu campaña de email marketing será un desastre.

Para que esto no te ocurra a ti, te señalamos las diferentes formas en las que puedes incluir el remitente:  

  • Nombre de la marca o empresa. Por ejemplo, ThePowerMBA.
  • Nombre real + apellido. Por ejemplo, Marta Sánchez.
  • Nombre real (departamento) + nombre de la empresa. Por ejemplo, Marta de ThePowerMBA o Equipo ThePowerMBA.
  • Nombre real + cargo de la empresa. Por ejemplo, Marta de Customer Experience.

Siguiendo con el ejemplo del asunto del apartado anterior, en este caso te pedimos que te fijes en el nombre que utilizamos. En este caso, hemos optado por poner nuestra marca.

No obstante, otras veces utilizamos «Equipo ThePowerMBA».

11.  Mandar correos como “No reply” para disuadir la contestación

Muchas empresas deciden realizar un envío masivo de correos a través de una dirección a la que no se puede contestar. Por ejemplo, noreply@thepowermba.com. Esto genera desconfianza en las personas.

Por lo tanto, te recomendamos que a la hora de realizar tus campañas de email marketing utilices algunos de estos correos:

  • nombre@thepowermba.com
  • mail@thepowermba.com
  • info@thepowermba.com
  • hola@thepowermba.com

Además de la desconfianza que genera, la Ley CAN-SPAM señala que se tiene que introducir una dirección de correo electrónica válida donde se pueda ejercitar el derecho de desistimiento del destinatario.

Por lo tanto, mandar correos con la dirección “noreply” no es ilegal, pero es obligatorio que exista una dirección de correo válida a la que los usuarios puedan contestar.

12.  Redactar correos con un contenido irrelevante

Cuando el contenido de un correo no aporta valor, tiene faltas de ortografía, no está escrito de forma persuasiva pensando en los destinatarios, etc. Es un mensaje obsoleto.

Para que sea un email relevante, en toda campaña de email marketing debes asegurarte de que tanto el asunto como el contenido del texto sea atractivo.Sabemos que esto requiere de tiempo y esfuerzo. Pero al final merece la pena, ya que va a marcar la diferencia entre una campaña exitosa y otra desastrosa.

13.  No incluir una landing page en los mensajes

Es fundamental que cada correo que envíes contenga un enlace que dirija a los usuarios a una página de aterrizaje (o landing page, en inglés).

Esta página de aterrizaje puede ser “la home” de tu web, o bien una página específica para la campaña que estés lanzando.

De esta forma, los usuarios obtienen más información para completar los datos arrojados en el correo.

Lo más aconsejable es que utilices landing pages concretas para cada campaña de email marketing que realices.

Existen diferentes herramientas para crearlas (como Leadpages, PageWIZ, Unbounce, etc.), o bien puedes acudir a plugins de WordPress (como Thrive Content Builder). Aunque otra opción es contratar a un diseñador gráfico.

En nuestro caso, consideramos muy importante hacer landing pages específicas para cada campaña que realizamos.

De esta forma, cuando realizamos una campaña de email marketing en la que queremos dar a conocer un nuevo máster, enlazamos a una landing page en la que explicamos en qué consiste este nuevo programa.

14.  Realizar un diseño no responsive

Hoy en día existen muchos canales de comunicación con los clientes. Y el email marketing (junto con las redes sociales) es uno de los favoritos de casi todas las empresas.

Esto es así porque la mayoría de la gente que dispone de dispositivos móviles configura su correo personal y profesional en ellos, ya sea en la Tablet o en el Smartphone.

Y es algo que todas las marcas deben tener en cuenta, ya que aproximadamente la mitad de los emails se abren desde un dispositivo móvil.

Esto conlleva que las empresas se preocupen por realizar campañas de email marketing que sean responsive, es decir, que estén adaptadas a los diferentes dispositivos en los que se puede abrir un correo.

Es más, cada vez se escucha más hablar de la evolución del email marketing al mobile email marketing.

15.  No realizar un diseño atractivo

Cuando ves que tu campaña no está funcionando, puede ser que haya un problema con el diseño de los mensajes.

Para evitar que esto te pase a ti, te recomendamos que cuentes con plantillas de correos electrónicos que sean muy atractivas.

Plantillas que estén alineadas con la guía de estilo de tu negocio, es decir, con los colores de la marca, la tipografía que utiliza, el logotipo, etc. De esta forma vas a poder armonizar el diseño en todos los correos que envíes.

Además, esto hará que los destinatarios distingan tus correos nada más verlos, ya que utilizas un tipo de botón para las llamadas a la acción, unos colores concretos, unos emojis específicos, etc.

Pero ten cuidado con intentar ser demasiado original y poner demasiadas imágenes en los emails. Esto puede perjudicar tu campaña, ya que puede hacer que los mensajes tarden más en cargar, y que el email no se lea de forma tan clara.

16.  No cumplir las normas antispam

Los correos de muchas empresas acaban en la bandeja de “correo no deseado” o “spam”. Esto es así porque no tienen en cuenta las normas básicas de los filtros antispam.

Un ejemplo de una de estas pautas es: escribir en el asunto y en el cuerpo del mensaje demasiadas exclamaciones y mayúsculas, o utilizar palabras como gratis, descuento, ahorra “x” dinero, sexo, oferta, etc.

Así que antes de lanzar tu campaña de email marketing, analiza si las probabilidades de que tus correos acaben en la bandeja de “spam” son altas o bajas.

17.  No enviar correos con cierta frecuencia

El email marketing no consiste en enviar un correo un día y después olvidarse. Es un trabajo constante en el que tienes que ir trabajando la relación con tus suscriptores poco a poco.

Tienes que ir nutriéndoles con información interesante. Pero no es recomendable que mandes demasiados correos masivos o que envíes muy pocos. Debes encontrar un buen equilibrio en la frecuencia del envío.

Así los suscriptores no se van a cansar de los mensajes, ni tampoco se van a olvidar de que tu empresa existe.

Por lo tanto, para establecer la frecuencia, todo depende de quiénes compongan tu público objetivo. No es lo mismo que realices email marketing B2B (Business to Business) a que lo hagas B2C (Business to Consumer).

Además, debes haber analizado, a través de los datos arrojados por la campaña, qué días son los que mejor funcionan. Es decir, cuáles son los días en los que la estrategia ofrece mejores resultados (mayor tasa de apertura, de conversión, etc).  

También es recomendable que decidas cuáles son las mejores horas para mandar los correos.

Todos estos datos los puedes obtener a través de una correcta medición de las estrategias de email marketing que lleves a cabo.  

18.  No contar con el pie del email

Existe información que hay que incluir en los correos de forma obligatoria, y que generalmente se pone en el pie del email:

  • La información relativa a la empresa que ha realizado el envío de los emails (como la dirección física, nombre, CIF, país, ciudad y teléfono de contacto).
  • Un enlace en el que los usuarios puedan darse de baja de la suscripción.
  • La información detallando el motivo del envío de los correos.

Pero aparte de esta información de carácter obligatorio, el pie del email se puede aprovechar para poner un enlace a las redes sociales y para realizar una llamada a la acción clara.

A continuación te dejamos un ejemplo de un email que enviamos en ThePowerMBA:

19.  No realizar envíos de prueba

Antes de realizar los envíos de la campaña de email marketing es fundamental que realices un envío de prueba a un correo electrónico personal para asegurarte de que el mensaje se ve correctamente, que todos los enlaces funcionan, que las imágenes no están rotas y tienen texto ALTernativo (o ALT), etc.

Lo más aconsejable es que realices esta prueba en las diferentes plataformas existentes: Gmail, Hotmail, Yahoo, Outlook. De esta forma, vas a poder comprobar cómo se ve en cada una de ellas.

La mayoría de plataformas en las que puedes hacer email marketing ofrecen la funcionalidad: “Vista Previa” o “Preview Test”, en inglés, después de haber diseñado el mensaje y antes de enviarlo.

Por otra parte, te recomendamos que te suscribas a tu propio boletín para saber cómo llegan tus correos.

De esta forma, vas a evitar malos resultados en la campañas de email marketing que lleves a cabo.

20.  No releer los correos antes de mandarlos

En línea con el punto anterior, además de hacer un envío de prueba relee tus mensajes muchas veces.

Es imprescindible que antes de enviar un email a tus suscriptores te asegures de que todo está bien escrito, de que no hay faltas de ortografía, de que se ven bien las imágenes, de que no hay enlaces rotos, de que has puesto el asunto del mensaje y de que el correo al que lo estás mandando es el correcto.

A veces cuesta ver los errores que comete uno mismo. Por ello, te recomendamos que por lo menos dos personas del equipo lean los mensajes para corroborar que todo está en orden.

21.  Mandar correos en un idioma diferente al receptor

Hay empresas que envían los boletines en diferentes idiomas. Esto significa que tienen que segmentar a sus suscriptores por idioma para mandarles el mensaje correcto.

Presta atención de haber hecho una correcta segmentación. De lo contrario, es posible que tus campañas de email marketing no funcionen como esperabas.

22.  No automatizar los correos mediante herramientas de email marketing

Existen muchas herramientas de pago y gratuitas que hacen las campañas de email marketing mucho más sencillas, ya que permiten automatizar el envío masivo de correos. Esto se denomina marketing automation.

De esta forma, una vez has realizado el calendario de campañas, has segmentado a los suscriptores y has redactado y maquetado los correos que vas a enviar, las herramientas se encargan del resto, es decir, de mandar los mensajes en la fecha y hora estipulada.

Gracias a ellas vas a ahorrar tiempo, dinero y energía. Ya que lo único que vas a tener que hacer es analizar los resultados de las campañas y optimizarlas.

Por lo tanto, puedes enviar de forma automatizada correos de bienvenida, de confirmación de pedidos, felicitaciones en los cumpleaños, correos en los que ofreces descuentos, notificaciones de que has actualizado los contenidos de tu web o de tu blog, etc.

Algunas de estas herramientas de automatización que te pueden ayudar en tus campañas de email marketing son: Mailchimp o Hubspot.

23.  No medir los resultados

Es imprescindible que analices los informes estadísticos que arrojan los resultados de las campañas de email marketing.

Debes tener en cuenta que cada herramienta ofrece su propio informe, pero que todos ellos te van a ayudar a determinar si tu campaña ha sido un éxito o un fracaso, y gracias a ello puedes saber qué debes hacer para optimizarla.

Es fundamental que tengas en cuentas estos datos a la hora de estudiar el rendimiento del email marketing:

  • Tasa de apertura.
  • Número de clics en los enlaces.
  • Número de suscriptores que se han dado de baja.

Gracias al análisis de esta información vas a poder mejorar tus estrategias de email marketing y estar más cerca de cumplir tus objetivos de negocio.

Queremos hacer hincapié en este punto porque creemos que es muy importante. El marketing digital te da la posibilidad de medir cada acción que llevas a cabo. No la desaproveches.

Estudia cada movimiento de los usuarios para determinar si estás haciendo bien las acciones o no.

Dicho esto, esperamos que hayas aprendido mucho leyendo este post, y que se te haya grabado en la cabeza la importancia que tiene el email marketing para cualquier negocio.

Así que si todavía no estás aprovechando todo el potencial que tiene esta herramienta, te animamos a que te pongas manos a la obra.

¿Te ha gustado el listado que hemos realizado?, ¿añadirías algún otro error que no se puede cometer en ninguna campaña de email marketing?

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This