Conciliación laboral: ¿Qué es y cómo funciona?

Publicado por Claudia Roca

conciliación laboral

Blog » Business » Conciliación laboral: ¿Qué es y cómo funciona?

A veces la vida nos sirve platos de mal gusto y uno de los más amargos son los conflictos con tu empresa… ya sea por las condiciones de tu despido, cuando te debe dinero… Si estás pasando por esta situación tienes nuestro total apoyo.

¿Sabes que antes de presentar una demanda al juzgado te queda una alternativa? Sí, la conciliación laboral, o el acto de conciliación laboral.

Éste procedimiento es súper habitual, de hecho, en la mayoría de los casos es obligatorio y no es otro que el intento de alcanzar un acuerdo entre ambas partes para poder evitar el juicio.

Créenos, entendemos tu miedo, entendemos que duele, pero si es necesario debes llevar a cabo el acto de la conciliación laboral.

En este artículo te explicamos cómo puedes gestionarlo de la mejor manera y qué acciones están bajo la responsabilidad del departamento de recursos humanos y tu empleador. 

¿Empezamos? 

¿Qué es la conciliación laboral? 

También conocido como «acto de conciliación laboral», la conciliación labora,  consiste en un procedimiento en el que se reúnen a la figura del trabajador con la del contratante para poder esclarecer un conflicto recurrente y que debe ser resuelto sin la necesidad de interferencia legal. 

La conciliación laboral es un paso obligatorio para toda empresa o negocio en caso de que exista alguna inconformidad o conflicto que se deba manifestar, ya que es indispensable presentar el acta donde se recopilan los acuerdos que han tenido ambas partes. Precisamente con el objetivo de evitar conflictos legales

El acta también puede señalar que no ha sucedido ningún acuerdo o resolución de ese encuentro. 

¿Cómo sucede el acto de conciliación? 

Las partes implicadas en el reclamo (empleador y trabajador) deben comparecer para que se lleve a cabo el proceso. 

Cabe destacar que no es necesario que esté presente un abogado o trabajador social, pero, te recomendamos que te apoyes en los servicios de estos profesionales para que puedas tener en cuenta cuáles son tus derechos. 

Las empresas casi siempre están acompañadas de asesores legales o representantes en el momento de la conciliación laboral. 

También deberá estar presente algún administrador que recoja todas las cláusulas y condiciones en el documento, además de asegurarse de que se cumplan en su totalidad los derechos de los trabajadores.

Cabe destacar que este perfil no actuará como mediador o negociador entre ambas partes, solo debe hacer registro del acuerdo o no que tengan los involucrados. 

¿Ambas partes tienen la obligación de acudir al acto de conciliación laboral? 

El trabajador puede decidir no hacer acto de presencia en el momento de la conciliación, por lo que puede autorizar a otras personas que asistan en su representación. Eso sí, el poder debe estar otorgado por un notario. 

Si el trabajador decide no presentarse ni siquiera enviar a un representante en su nombre, podría tener consecuencias negativas ya que de cara a la empresa, el acta de conciliación tendrá el estatus de no presentada. 

Y respecto a las empresas, es muy extraño que no llegasen a presentarse a la citación. Y es que si llegan a faltar tendrían que hacerse cargo de indemnizaciones y pagar al trabajador una cifra de hasta 600 euros. 

Las partes que tiene un acta de conciliación laboral  

Como te hemos comentado más arriba, este acta es un documento que consta de que ambas partes han negociado sus intereses o no y cuáles son las resoluciones finales, así que debe contener los siguientes ítems: 

  • Las personas citadas para el acto de conciliación
  • El trabajador aclara cuál es el contenido de su papeleta de conciliación
  • El acuerdo y las conclusiones a las que hayan llegado ambas partes.
  • La aprobación de parte del trabajador del acuerdo que ha negociado con la empresa. 
  • Indicación de que la relación laboral ha finalizado y ha sido saldada cualquier deuda pendiente con el trabajador.
  • Firma de ambas partes y del asesor que interviene en el momento. 

Cómo llenar la papeleta de conciliación

La papeleta de conciliación debe llevar la siguiente información:

  • Información personal y empresarial: DNI del trabajador, CIF de la empresa, dirección de domicilio de ambas partes, número telefónico del trabajador y datos personales del trabajador o asesor legal que estará presente en la conciliación. 
  • Información detallada sobre la relación laboral entre ambas partes: aquí se debe incluir el tipo de contrato que tiene el trabajador, cuál es su sueldo, cuáles son sus responsabilidades, qué cargo ocupa en la empresa y cuándo comenzó con sus labores. 
  • Explicación de los hechos: aquí debe aclararse cuál es la situación que ha desatado la disconformidad y cuál es la parte que la expresa. Aquí te recomendamos que de ser tu caso, seas lo más transparente y objetivo que puedas, evita dejarte llevar por las emociones. 
  • Especificación de si el trabajador estará acompañado de un profesional en leyes o hará acto de presencia solo. 

Cuando todos los datos estén completos, se tendrá que hacer al menos tres copias del documento: una para el trabajador, otra para la empresa demandada y otra para el profesional asesor. 

En esas copias deben estar especificadas la fecha, hora y lugar de la citación para el acto de conciliación. 

¿A qué acuerdos se pueden llegar a través de un acta de conciliación laboral?

En este acta los trabajadores o empleados tienen la libertad de mostrar cuál es su inconformidad con su indemnización, que se reconozca algún derecho, que se cumpla con alguna obligación por parte de la empresa… 

Como las cláusulas pueden variar, es que no existe un modelo o plantilla fija para que sea usada por todo el mundo. 

Pero para que tengas una idea más clara, puedes tomar en cuenta los siguientes acuerdos que pueden resultar del acta de conciliación laboral

  • Si el empleado desea que se cumpla con alguno de sus derechos, la empresa está en la libertad de escoger si accede en parte o en su totalidad o no a lo que se pide. 
  • Si la causa de la conciliación es la petición de dinero adicional o el aumento del salario actual, puede proponer una cantidad nueva y explicar su inconformidad con la que ya recibe.
  • Si el despido es la causa de la conciliación, se debe aclarar cuál es la cantidad de dinero que se abonará y en cuántas cuotas.  

¿Todo está bien en el acuerdo al que has llegado? 

El acto de conciliación es un proceso en el que se llegan a todas las negociaciones posible entre ambas partes. 

Y es que estos momentos suelen despertar algún que otro conflicto o roce por el que definitivamente no necesitas pasar, por lo que te recomendamos que trates de llevar la gestión lo más tranquilo posible. 

Claro, con una postura firme y decidida. 

Esperamos haber podido darte las herramientas necesarias para que puedas hacer la conciliación laboral correctamente

¿Ya has pasado antes una situación similar? Háznoslo saber en comentarios.

TEST

¿Cuánto sabes de business?

Herramientas, conceptos, metodologías de negocios… ¡Ponte a prueba con este test! (no te llevará más de 3 minutos)

Clases GRATIS

¿Cómo sería cursar uno de nuestros másters?

¡Lo mejor es que lo pruebes tú mismo con estas clases totalmente GRATIS! Apúntate y vive la experiencia de formar parte de la escuela de negocios que ha puesto en jaque al modelo educativo tradicional.

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This