Cómo reinventarse profesionalmente y encontrar un nuevo trabajo (independientemente de la edad y las circunstancias)

Publicado por Leila Staryfurman

reinventarse profesionalmente

Blog » Business » Cómo reinventarse profesionalmente y encontrar un nuevo trabajo (independientemente de la edad y las circunstancias)

Cada vez es más común escuchar que alguien a nuestro alrededor le ha dado un giro radical a su carrera profesional. Es decir, que alguien a nuestro alrededor ha decidido reinventarse profesionalmente. 

Ya sabes, una amiga que era arquitecta pero no se sentía realizada en su día a día y ha decidido estudiar enfermería, un conocido que ha estudiado derecho pero no acababa de encajar en ese mundo y está trabajando en el mundo del marketing digital…

Ya son muchas las personas que han reorientado su carrera y que han encontrado aquella profesión que les hace sentir más realizados

No obstante, también hay mucha gente que por algún motivo o circunstancia no se atreve a dar los primeros pasos para cambiar el rumbo de su vida laboral. 

Y es normal, ya que la reinvención profesional es un camino que a simple vista siempre parece estar lleno de riesgo e incertidumbre.

Si ahora mismo tú te encuentras en esta situación, ten claro que no tiene por qué ser así. En este post te contamos paso a paso la mejor forma de reinventarte profesionalmente con seguridad y valentía.  

¡Atento!

pasos para reinventarse profesionalmente

1) Despréndete de las barreras limitantes

Reinventarse profesionalmente es un reto que generalmente viene acompañado de pensamientos limitantes. Muchos de ellos han sido inculcados por la sociedad y muchos otros por el entorno de cada persona.

Es decir, si has crecido en una familia en la que siempre te han dicho que lo “correcto” es trabajar en aquellos puestos en los que aparentemente hay más seguridad económica, te dará mucho miedo cambiar tu rumbo para dedicarte a una profesión en la que haya más incertidumbre.

O si tu familia tiene un bufete de abogados y siempre te ha inculcado que tu “deber” es trabajar en el despacho, es muy probable que hayas decidido estudiar derecho para desarrollar tu carrera profesional allí.

No obstante, si te das cuenta de que trabajas más de 8 horas al día en algo que no te satisface o que te aburre demasiado, puedes plantearte dar un giro a tu vida profesional.

Pero sabemos que este cambio tan radical no está exento de pensamientos limitantes, como: ¿qué pensarán de mi?, ¿me van a rechazar por querer tomar un camino diferente?, ¿y si dejo este trabajo y no soy bueno en nada más?, ¿y si estoy equivocándome y tomo la decisión incorrecta?, ¿y si cambiar de profesión supone un coste de oportunidad muy grande?…

Es más, si tu situación es diferente y te han despedido de tu puesto de trabajo y quieres reinventarte, también te pueden surgir muchas dudas, como: ¿y si soy demasiado mayor para cambiar de profesión?, ¿y si ya he perdido el tren?…

Pero todos estos pensamientos son creencias limitantes que sólo te sirven para quedarte en tu zona de confort y no arriesgarte a vivir una vida plena.

2) Analiza la matriz DAFO

Seguramente estés familiarizado con esta herramienta. Es muy útil para valorar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que posees, tanto en el ámbito personal como profesional.

Para analizarla, diseña tu propia cuadrícula y analiza qué aptitudes puedes incluir en cada una de ellas.

En función de este análisis, puedes descubrir qué características tienes que te diferencian de los demás. 

Esto te ayudará a encontrar aquella profesión que podría encajar más contigo y hacia la que podrías orientar tu carrera profesional.

Pero eso sí, ten en cuenta que aunque tengas mucho talento en algo, debes plantearte si realmente te van a pagar por ello.

Puede sonar pesimista, pero antes de dar un giro de 180º a tu vida es importante que tengas en cuenta todos los “pros y contras”, y que aprecies hacia dónde se inclina más la balanza.

Matriz dafo

3) Indaga en tus valores para descubrir qué es lo que verdaderamente quieres hacer

Es importante que no escojas la primera profesión que creas que puede encajar contigo en función de tus aptitudes. Antes de apostar por ella, piensa: ¿esto es a lo que de verdad me quiero dedicar o simplemente me estoy conformando?, ¿es una profesión acorde a mis valores?

Pero ten en cuenta que los valores de cada persona pueden variar: hay gente que valora llegar a lo más alto a nivel profesional, otra que valora hacer algo trascendental con lo que pueda ayudar a otras personas, etc. Y todos son válidos.

Además, es importante que lleves a cabo esta introspección sin tener en cuenta tu contexto social, económico o familiar. Únicamente plantéate cuál es esa profesión que está alineada con tus valores y que te llenaría de satisfacción.

Investiga el entorno de esa profesión que te atrae y analiza si realmente encaja contigo y te va a dar la vida que quieres tener.

Ten presente que todo trabajo que hagas está remunerado, porque si no lo estuviera, no trabajarías 8 horas al día o más para sacarlo adelante. Así que no idealices buscando esa profesión que harías sin que te pagaran

Piensa en un cantante. Cantar puede ser su pasión, pero en el momento en el que esta actividad pasa de ser un hobby a ser su forma de vida, deja de ser algo tan bonito. Tiene que firmar contratos y atenerse a ellos, hacer giras agotadoras, a lo mejor no puede componer sus propias canciones, etc. 

Por lo tanto, no idealices tanto el trabajo. Y ten en cuenta si la profesión que crees que te interesa tiene cabida en el mercado laboral.

4) No confundas la pasión

Un panorama envidiable para cualquiera es el de aquella persona que se levanta cada día con muchas ganas de ir trabajar y que le pagan por hacer algo que realmente le gusta. Esa persona que parece que ha encontrado una vocación y que encima vive de ella.

Esa persona que vive de su pasión.

Pero la realidad es que hay mucha gente que nunca encuentra una vocación a la que dedicarse en el ámbito laboral. Y no hay que idealizar ese panorama y pensar que es la única vía para ser feliz.

La pasión se cultiva. Es decir, que no siempre la persona que se dedica a lo que realmente le gusta es la única apasionada por su trabajo. Mucha gente se dedica a una profesión que se le da bien o con la que se siente a gusto, y su pasión está en superar los retos, en realizar bien su trabajo o en ganarse la vida de una manera digna…

Por lo tanto, no es cuestión de vivir buscando un sueño, sino de vivir agradecido por lo que tienes (a menos que te haga muy infeliz).

Además, tu pasión puede encontrarse en hacer algo que sientas que es trascendental, aunque no sea una vocación como tal.

Es decir, que te dediques a algo o que trabajes en algún sector en el que sientas que tus tareas de alguna manera crean un impacto positivo en el mundo. Esto también es pasión y es capaz de movilizar a las personas.

Pero no olvides que por mucho que una actividad te llene de satisfacción, en la vida hay que hacer frente a múltiples gastos. Por ello, el dinero juega un papel fundamental, ya que si careces de él es difícil experimentar plenitud total.

5) Analiza si tu objetivo junto con tus intereses y valores encajan con las oportunidades en el mercado laboral

A día de hoy, debido a la revolución tecnológica, se han visto modificados muchos perfiles profesionales y profesiones en sí. Por ello, es importante que lo tengas en cuenta para poder adaptarte a la demanda.

Además, sería aconsejable que rebajes tus exigencias, es decir, que no pretendas encontrar el trabajo de tu vida y que por esta razón dejes de disfrutar de la misma.

Es posible vivir de forma plena con un trabajo que no te realice del todo. Puedes dedicar tu tiempo libre a aquello que te encante y que finalmente se convierta en tu profesión.

Así que si ves que tu idea no encaja totalmente con la demanda laboral, diseña una estrategia para poder vivir desde este preciso momento con la mayor sensación de plenitud posible.  

6) Piensa en cuál es tu objetivo laboral

Otra variable a tener en cuenta a la hora de reinventarte profesionalmente es analizar si ese trabajo que crees que puede encajar contigo lo puedes realizar por cuenta propia, por cuenta ajena o incluso como funcionario.

Para ello, valora si prefieres trabajar para una empresa, si quieres ser tu propio jefe (con los riesgos que conlleva) o si quieres trabajar en la función pública.

Cada una de estas modalidades tiene sus pros y sus contras. Por ello, en este punto es importante que los analices en profundidad.

Así, podrás reinventarte profesionalmente con más seguridad en ti mismo y con convicción en lo que haces.

7) Aplica el design thinking

Esta técnica te vendrá muy bien para aclarar tu mente y seguir el camino hacia la reinvención profesional de una forma mucho más ordenada.

Consecuentemente te sentirás menos perdido y más seguro de ti mismo en cada paso que des.

El proceso que debes seguir es el siguiente:

1. Exploración

Si te planteas cambiar de profesión, tienes que realizar un análisis profundo del entorno. Es decir, de la competencia, las salidas profesionales, los estudios que necesitas para prosperar, las herramientas que debes dominar, etc.

Así haces una prospección de todo el contexto y te haces una idea de cómo está el mercado.

Pero ten en cuenta que es un proceso que debes llevar a cabo con calma. Debes dedicar tiempo a profundizar acerca de qué es lo más importante en ese sector.

Ejemplo: si quieres empezar a trabajar en el mundo del marketing digital, es importante que valores todas las oportunidades y amenazas que te puedes encontrar en ese sector. 

Es decir, valora cuánta competencia hay, qué tipos de servicios se ofrecen (a través de consultoras, agencias, empresas o como freelance), cuánto se gana en ese sector, qué oferta y demanda laboral hay, etc. 

2. Definición de tu reto

La exploración te ayuda a definir cuáles son tus fortalezas y cómo puedes diferenciarte dentro de un entorno en el que te puedes encontrar con muchos retos.

En esta fase tienes que definir cuál será tu reto exactamente, es decir, si en función de tus habilidades te vas a centrar en una u otra de las áreas de esa profesión.

Ejemplo: siguiendo con el ejemplo anterior, cuando valoras que el mundo del marketing digital incluye muchas ramas (como la analítica, el CRO, el diseño web, el inbound, el outbound, etc.) te planteas en qué área puedes aportar más en función de tus fortalezas. Y te enfocas en ella.

3. Ideación

En esta fase del design thinking empiezas a explorar nuevamente cómo puedes enfocarte en esa área específica del marketing digital. Es decir, valoras todas las posibilidades para insertarte en ese sector.

Para ello, puedes plantearte lo siguiente: ¿entro en una empresa en la que vaya a aprender mucho?, ¿me centro más en el mundo de las agencias?, ¿busco una startup?, ¿busco una empresa más pequeña?, ¿pruebo a montar algo por mi cuenta?, ¿hablo con un amigo para crear algo juntos?… De esta forma, sacarás muchas ideas y hallarás soluciones concretas.

4. Prototipar la solución

En esta fase estructuras el plan de acción para alcanzar tu objetivo.

Si has decidido que vas a entrar en una agencia para aprender todo lo que puedas, tendrás que idear todo el plan para lograrlo.

Por ejemplo: voy a investigar todas las agencias y ver cuál me encaja más, dejo mi Curriculum Vitae preparado y adaptado a cada puesto de trabajo, aplico a todas ellas y me preparo la entrevista.

Si en tu caso quieres crear una tienda online, teniendo tu prototipo no tienes por qué gastar dinero. Puedes realizar la web y ver si la gente estaría interesada en adquirir tus productos o servicios. Esto está alineado con la metodología lean startup.

5. Validar la solución

La última fase consiste en analizar si tu prototipo tiene sentido o no, y si realmente está dando sus frutos.

En el caso de la persona que quiere empezar a trabajar en una agencia, tendrá que analizar si está haciendo bien las cosas, es decir, si su CV llama la atención y si lo está enfocando bien.  

En el caso de la persona que quiere crear su propia tienda online, tendrá que analizar si la gente está dispuesta a comprar sus productos o servicios.

estrategia design thinking

8) Sé paciente y aprende a sobrellevar la incertidumbre que conlleva este proceso

Una vez estés transitando el camino hacia la reinvención profesional, es imprescindible que te mentalices de que vivirás con mucha incertidumbre. Por lo tanto, debes aprender a estar cómodo fuera de tu zona de confort.

Una buena forma de hacerlo es comprendiendo que no estás solo en este proceso. La reinvención profesional es muy común. Más aún a día de hoy, que debido a la transformación digital constantemente están surgiendo nuevas profesiones y muchas otras están desapareciendo.

Por otra parte, ten en mente que no hace falta que sea un cambio radical de la noche a la mañana. Puedes ir gestionando el cambio desde el trabajo que tienes y probar esa nueva profesión en tu horario extralaboral.

De esta forma, puedes disminuir la sensación de incertidumbre, lo cual a su vez hará que tengas menos miedo a equivocarte. Incluso te puedes acabar dando cuenta de que no hace falta que te muevas de tu profesión actual, sino que puedes encontrar una variante de la misma o un complemento a ella.

9) Busca colaboraciones y haz networking

Es muy importante que cuando estés reinventándote profesionalmente puedas contar con la ayuda de gente que te transmita sus conocimientos e “insights” del área en la que te quieras enfocar.

Para encontrar a estas personas que pueden aportarte mucha información útil, es necesario que definas cómo es su perfil profesional.

Una vez lo hayas definido, aprovecha todas las oportunidades que tengas para relacionarte con ellas: apúntate a eventos a los que sepas que vayan a asistir, interactúa con el contenido que publican en su perfil de LinkedIn, etc.

Por ejemplo, si quieres entrar en una startup después de haber trabajado 20 años en multinacionales, te vendría bien hablar con una persona que pueda explicarte cómo funciona ese mundo.

En línea con esto, es muy útil contar con un mentor o un coach que te ayude a dar pasos con más confianza en ti mismo.

10) Nunca dejes de aprender

Cambiar el rumbo de tu carrera profesional conlleva mucho esfuerzo. Tienes que entender que supone todo un reto, ya que vas a tener que adquirir nuevas habilidades y conocimientos.

Puede ser que tengas que volver a la universidad, hacer muchos cursos, acudir a conferencias, leer muchos libros, apuntarte a un máster. Es decir, que tengas que absorber toda la información que puedas para abrirte camino hacia tu objetivo.

Además, si vas a compatibilizar un trabajo con el estudio, va a suponer muchas horas de dedicación. Pero mantén una actitud positiva porque todos esos conocimientos que adquieras ya serán tuyos y sumarán en tu trayectoria profesional.

Por lo tanto, el hecho de estar formándote para algo que te motiva y que te va a hacer sentir más lleno hace que generes mucha adrenalina, y por ende, que no suponga un sacrificio tan grande.

No será ninguna obligación, ya que lo vas a hacer porque es una decisión tuya que te acercará a tu objetivo.

11) Estudia a la competencia

Otro factor a tener en cuenta es qué hace la competencia, es decir, los profesionales de ese sector al que te quieres incorporar. Piensa: ¿qué requisitos cumplen que los hace atractivos en ese sector?, ¿qué debería hacer yo para destacar frente a ellos?

Para ello, analiza sus perfiles y ten en cuenta qué formación tienen, qué recorrido profesional han seguido, cómo han logrado triunfar aquellas personas que han alcanzado más éxito, etc.

Recuerda el refrán que dice: “Ten cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos”.

12) No tengas miedo a equivocarte

Este punto es muy importante. El miedo a equivocarte es una de las barreras mentales limitantes que más pueden jugar en tu contra.

Te impide que pruebes cosas nuevas y que te arriesgues por aquello que quieres de verdad.

Pero generalmente los errores que cometas pueden subsanarse, o bien puedes aprender de ellos y que te sirvan para tu desarrollo personal y profesional.

Por lo tanto, si has hecho un análisis profundo de lo que quieres hacer y tienes claro que lo que más deseas es cambiar de profesión, valora la mejor forma de hacerlo y ¡adelante!

Puedes dejar tu trabajo (si tu situación económica y tu contexto te lo permiten) o puedes compatibilizarlo con la universidad, cursos o un máster para dar un giro de 180º a tu carrera profesional.

Aunque pienses que puede ser un error, creas que estás echando a perder tu carrera profesional actual y además te surjan pensamientos catastróficos, como: “al final me voy a quedar sin nada”, “voy a dejar de crecer en este sector y otras personas me superarán”… No dejes que todos estos fantasmas te consuman.

Son pensamientos normales ante una situación de incertidumbre. Mejor piensa: he valorado todas mis opciones y siento que esta es la mejor decisión que puedo tomar, ¿qué es lo peor que puede pasar si me equivoco?

La respuesta es muy sencilla: puedes volver a lo que estabas haciendo y por lo menos ya sabes que ese camino que creías que era el más indicado para ti, no lo era.

Y si ya estás orientando tu camino hacia un objetivo concreto, tampoco tengas miedo a equivocarte, ya que es un mundo nuevo para ti y es normal que no hagas todo bien de primeras.

13) Recuerda ser muy humilde

Acepta que empiezas desde cero en un ámbito en el que no tienes experiencia y que tienes mucho que aprender.

Por ello, necesitas una buena dosis de humildad. Debes aceptar que otros saben más que tú y que ahora te toca aprender de ellos.

Poco a poco te irás familiarizando con ese nuevo sector o profesión y podrás volver a poseer la experiencia con la que contabas en otra área.

14) Sé optimista y ten confianza en ti mismo

Desde ThePowerMBA queremos darte todo nuestro apoyo en este proceso de cambio en tu vida profesional.

Queremos transmitirte que es fundamental que, tengas la edad que tengas, si has analizado mucho tus opciones y sientes que reinventarte profesionalmente es la mejor decisión, vayas a por ello.

Confía en tu criterio, y por muy complicado que pueda llegar a ser el camino en algunos momentos, ten claro que merece la pena porque es una decisión que te va a acercar hacia un objetivo que va a hacer que vivas una vida más plena.

Así que toma las riendas de tu vida con optimismo y convicción. Sé valiente y ¡ve a por todas!

Pero esto no acaba aquí, como sabemos lo difícil que es salir de la zona de confort, hemos diseñado PowerCareer. Un programa pensado para aquellas personas que quieran reinventar y acelerar su carrera profesional.

En él, Rafael Sarandeses —uno de los mayores expertos en desarrollo profesional en España— te ayudará a crear un plan para llegar a ese nuevo objetivo profesional que estás persiguiendo.

Y ten en mente en todo momento que:

«Las carreras exitosas las desarrollan aquellas personas que conocen sus fortalezas, saben los problemas que quieren resolver y son capaces de atraer a la suerte. No aquellas que basan su estrategia en la búsqueda de la pasión.»

Rafael Sarandeses

Por lo tanto, este programa es para ti si eres de esas personas que no se conforman y tienen ganas de superarse constantemente. Te ayudará a desarrollarte más personal y profesionalmente para alcanzar todas tus metas y vivir una vida plena.

Para terminar el post, te dejamos un vídeo de Mario Alonso Puig. Es un médico que ha dedicado gran parte de su vida a investigar cómo se puede desplegar el potencial humano, especialmente en momentos de incertidumbre y cambio.

Además, ha escrito varios libros muy interesantes, como: “Reinventarse”, “vivir es un asunto urgente” y “Madera de líder”, entre otros.

Y como bien dice: “Lo que importa es que estemos en el camino”.

Cuéntanos: ¿crees que es indispensable superar el miedo a equivocarse para transitar el camino hacia la reinvención profesional?

¡Te leemos!

TEST

¿Cuánto sabes de business?

Herramientas, conceptos, metodologías de negocios… ¡Ponte a prueba con este test! (no te llevará más de 3 minutos)

Clases GRATIS

¿Cómo sería cursar uno de nuestros másters?

¡Lo mejor es que lo pruebes tú mismo con estas clases totalmente GRATIS! Apúntate y vive la experiencia de formar parte de la escuela de negocios que ha puesto en jaque al modelo educativo tradicional.

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This