¿Qué es el rebranding y cuándo utilizarlo? 5 ejemplos inspiradores

Publicado por Claudia Roca

Qué es el rebranding

Blog » Marketing » ¿Qué es el rebranding y cuándo utilizarlo? 5 ejemplos inspiradores

¿Renovarse o morir? 

¿Crees que las personas consumen igual ahora que hace 50 años? El surgimiento de las nuevas tecnologías, el auge de las redes sociales, la problemática medioambiental… 

No, ya no consumimos, ni nos relacionamos, ni nos importan las mismas cosas que antes.

Y las personas no somos las únicas que evolucionamos; las empresas también tienen que hacerlo. Teniendo en cuenta el ritmo al que avanza la sociedad actual deben saber adaptarse a las nuevas tendencias y gustos si quieren sobrevivir.

Así que volvemos a la pregunta: ¿renovarse o morir?

El rebranding es la respuesta. 

Seguro que conoces alguna marca que haya cambiado su eslogan, su imagen o incluso el packaging de sus productos en los últimos años para adaptarse a los nuevos tiempos. Todas estas medidas son ejemplos de esta estrategia de marketing.

Pero, ¿cómo saber si tu marca necesita un rebranding? Vamos a contarte todo sobre ello; qué es el rebranding, cuándo debes utilizarlo y algunos ejemplos que seguro que te inspirarán.

¿Qué es el rebranding?

¡Sácatelo de la cabeza! El rebranding no es un “simple” cambio de logo, es importante diferenciarlo de un restyling. 

El rebranding es quizás una de las decisiones más difíciles que puede tomar una marca. Consiste en una estrategia de marketing para renovar una marca cambiando total o parcialmente aquellos elementos que nos permiten identificarla (la imagen, el tono de voz, la cultura, el propósito…). 

El rebranding es una estrategia de marketing para renovar una marca cambiando total o parcialmente aquellos elementos que nos permiten identificarla.

Por lo tanto, el objetivo del rebranding no es nunca la creación de una marca nueva, sino una evolución de la marca existente para que pueda competir en un mercado en constante evolución cambiando su percepción. 

La mayoría de las marcas van actualizando su identidad a lo largo de su vida, ya sea con cambios más pronunciados o más discretos, haciendo variaciones de la marca original o cambiándola por completo.

En definitiva, el rebranding es poner en duda lo que una marca ha venido haciendo hasta el momento, ya sea por los cambios en el entorno o por un cambio en la filosofía de la organización, por la necesidad de dirigirte a un nuevo target o la curiosidad de explorar nuevos mercados.

¿Cuándo necesitas un rebranding?

El valor de una marca se mide por cómo ésta es percibida en el mercado. Si la imagen que transmite la tuya no es lo que buscas, ha llegado el momento de darle una vuelta. Existen diversas razones que hacen que el rebranding sea más que necesario: 

Tu público objetivo ha dejado de identificarse con la marca

Ese momento en el que te das cuenta de que tu proyecto ya no es tan relevante para ellos como lo era antes. Han dejado de encontrar en ti aquello que andaban buscando. Al fin y al cabo, tu audiencia no es estática sino que va evolucionando en base a las nuevas tendencias, la tecnología… 

Si sientes que has llegado a este punto, ha llegado el momento de plantearse una estrategia de rebranding que recupere esa relevancia que tenías para tu target. 

Cuando el objetivo de tu marca ha cambiado

Puede que tu marca esté bien posicionada para un objetivo concreto, pero si las nuevas tendencias del sector han hecho que éste cambie ha llegado el momento de buscar una nueva identidad que refleje ese cambio en los productos, en el propósito o en la cultura de tu marca. ¡Ha llegado el momento de un rebranding! Ya puedes empezar a estudiar tu target, tus productos y precios, tus estrategias de promoción… 

Cuando tu marca ha llegado a una fase de madurez

Como pasa en la vida de cualquier empresa, tras la fase inicial en la que se da a conocer y, si todo sale bien, empieza a crecer exponencialmente, a menudo, de forma inevitable, llega una fase de declive. Si has llegado a este punto empieza cuanto antes un rebranding para asegurarte de no acabar en fracaso. 

Cuando surgen nuevos mercados

Lo más probable es que si deseas expandir tu proyecto geográficamente debas recurrir a un cambio de marca para adaptarte a los nuevos mercados de la nueva ubicación. Muy necesario si quieres conectar con las nuevas audiencias y conseguir que entiendan y recuerden tu marca. Mira por ejemplo lo que hizo McDonald’s cuando quiso aprovechar Japón como nuevo mercado, pasó a llamarse Makudonarudo  (マク江ル江). 

Cuando la identidad de tu marca se ha quedado obsoleta

Puede que adores a tu marca… Pero a veces hay algo que chirría, ¿sientes que ha pasado de moda? Anclarse en el pasado no tiene ningún sentido, si sientes que esta es la situación de tu marca deberías plantearte seriamente darle frescura y modernidad. Muchas veces, a causa de la introducción de nuevas tecnologías, un cambio en la identidad de tu marca es fundamental para continuar siendo relevante. No hace falta que sea un cambio completo… quizás con algunas características baste; la gama cromática o el tagline por ejemplo. ¡A por un rebranding!

Cuando se da un cambio comercial en la empresa

Una fusión, un cambio de liderazgo, una adquisición… Estos cambios comerciales requieren muchas veces un rebranding para darle relevancia al cambio, así como cumplir con ciertos requisitos legales y ganar confianza en los clientes.

5 ejemplos de rebranding sobre los que tomar nota

Ahora que tienes claro qué es el rebranding, seguro que te han venido a la cabeza algunos ejemplos de marcas que lo hayan implementado. Aquí te explicamos el caso de 5 ejemplos de rebranding que nos parecen especialmente acertados.

1. Correos

Correos es actualmente la mayor empresa pública de España (¡con más de 3 siglos de historia!). En junio de 2019, la marca presentó una nueva identidad con el objetivo de “abanderar los nuevos tiempos que vive la compañía”; más centrados en la sostenibilidad, la digitalización y la internacionalización. ¿En qué se centraron los cambios?

  • Un ajuste del logo: si bien mantiene su emblemática cornamusa y su corona, respetando así el primer diseño de 1977, se han simplificado todos sus elementos dándole una imagen más limpia, más moderna y reproducible a tamaños pequeños. 
  • Una nueva tipografía: con la ayuda de Monotype, la empresa ha creado una tipografía única para la organización. La han bautizado como “Cartero”, para homenajear a los emblemáticos profesionales de la empresa. Esta tipografía les ha aportado elegancia y modernidad. 
  • La etiqueta, un nuevo elemento de identificación: en forma de rectángulo modular y flexible, la etiqueta ha pasado a identificar todas las piezas de comunicación de la marca; anuncios, carteles, presentaciones…
  • Una trama que da vida a sus diseños: usando la morfología de la cornamusa, crearon una trama que da muchísima alegría y vitalismo y que se une al conjunto de elementos de identidad de la marca. 
  • Un nuevo claim: “Los nuevos tiempos llegan por Correos” se ha convertido en el claim que define el pasado, presente y futuro de Correos. Pues sin duda es una organización que se ha enfrentado a grandes retos a lo largo de su historia. Posiblemente sea una de las compañías que más ha evolucionado a lo largo de los años. 
  • Un tono de voz modernizado: si te has fijado en las últimas campañas de Correos, como la del Día de la Mujer, el del Orgullo LGTBI+ o su campaña #EnvíosResponsables, el tono que utilizan es mucho más sencillo, cercano y cálido. ¿No te parece? Solo hace falta ver cómo comunicaron su rebranding:

2. Burger King

Después de 20 años… Burger King renovó a principios de 2021, mediante un proceso de rebranding, su identidad visual. Con este cambio, la marca quiso reflejar sus valores; su apuesta por la digitalización, la calidad de los alimentos y la sostenibilidad ambiental. El rebranding consistió en:

  • Un cambio en el logotipo:  inspirándose en uno de sus logos antiguos, presentaron uno más minimalista que transmitiera confianza, sencillez y diversión. 
  • Una nueva gama cromática: se utilizan colores más vibrantes y llamativos que nos recuerdan a sus ingredientes frescos y a todo el proceso de cocinar a la parrilla.
  • Un estilo fotográfico definido: sus fotografías transmiten más realismo y mejoran el aspecto sensorial de la comida.
  • Una renovación de la tipografía: han escogido una nueva fuente llamada “Flame”, deliciosa y redonda como su comida, inspirándose en los productos de su carta. 
  • Un packaging distinto: los envases muestran el logotipo con colores llamativos y alegres ilustraciones de los ingredientes.
  • Imagen trasladada al entorno físico: todo este cambio de identidad lo podemos ver tanto en sus locales como en los uniformes del personal, reflejando el estilo parrillero, contemporáneo y cercano. 

3. Telefónica

Según Rafael Fernández de Alarcón, Director Global de Telefónica, a raíz de la pandemia se les “despertó un deseo de ayudar a las personas a que impulsen nuevas conexiones” porque “cuando las personas conectamos, somos capaces de hacer cosas increíbles”. Con esta voluntad presentaron un nuevo posicionamiento de marca:

Este cambio estratégico se tradujo en una nueva imagen corporativa a raíz de un cambio de logotipo en abril de 2021 que proyectase una Telefónica más moderna, flexible y digital. Se trata de una adaptación del logo creado en 1984 que permite que reconozcamos la empresa pero a la vez lo simplifica y nos proyecta a su futuro, claramente enfocado a la tecnología y los entornos digitales.

Del mismo modo, estos círculos se han convertido en unos elementos de estilo totalmente identificables que se incorporan a todas sus creatividades.

Este cambio representa toda su estrategia de despliegue de fibra óptica, la configuración de un modelo más sostenible, la implantación de la red 5G y las nuevas soluciones tecnológicas que impulsen una transformación digital al alcance de todos. 

4. Pfizer

En el momento de mayor comercialización de sus productos, con la proliferación de su vacuna contra la COVID-19, el gigante farmacéutico Pfizer presentó una nueva identidad corporativa, la más importante para la marca de los últimos 70 años.

Su objetivo era transmitir el nuevo posicionamiento de la empresa, más centrado en la investigación y la ciencia:

Estos son los cambios realizados:

  • Adiós a la “píldora” del logotipo anterior: que hacía referencia a las pastillas de Viagra. El nuevo logotipo nos recuerda al ADN, a “esos avances que cambian la vida de los pacientes”.
  • Nuevas tonalidades azules: siguen usando este color habitual de la industria farmacéutica, pero han incorporado unos tonos más alegres y vivos para modernizarse y acercarse más al público joven. 
  • Un cambio de tipografía: han escogido la “Noto Sans”, desarrollada por Google. Una fuente adaptable a más de 800 idiomas, permitiendo que la marca se adapte a cualquier mercado del mundo donde opere.

5. BBVA

BBVA es una de las mayores entidades financieras del mundo y opera en más de 30 países, aunque no en todos lo hacía con el mismo nombre. A través de un proceso de rebranding homogeneizó todas las identidades hasta convertirse en una única completamente reconocible en todo el mundo. Así, logró una única experiencia de usuario, como caracteriza a las compañías digitales. 

  • Un nuevo logo: donde cobra un gran protagonismo la “flecha” ascendente, un elemento central de la marca.
  • Nuevos elementos visuales: como la luz que incluyen en su sistema fotográfico y que sirve para fortalecer las ideas de oportunidad y mejora.
  • Sustitución del tagline “Adelante”: el tagline de la compañía pasó a ser “Creando oportunidades”, que expresa el nuevo propósito de la compañía: “poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”.

Como ves, el rebranding es mucho más que un “lavado de cara”. Es un cambio más profundo que renovar un logotipo o un color y responde a una elaborada decisión estratégica. Renovar la identidad corporativa de tu marca es una buena estrategia para reavivarla y hacer frente a nuevas fases de crecimiento. 

Al fin y al cabo, es analizar bien quién eres, lo que quieres ser, cómo quieres que te perciban y hasta dónde quieres llegar.

¿Qué ejemplos de rebranding han llamado tu atención? ¡Queremos conocerlos!

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This