Economía circular para empresas: cómo aplicarla con éxito a tu negocio

Economía circular para empresas

Blog » Emprendimiento » Economía circular para empresas: cómo aplicarla con éxito a tu negocio

¿Te has planteado alguna vez cómo convertir tu empresa en un negocio sostenible

Si es así no nos sorprende, puesto que uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos este 2021 es cómo dar respuesta a la gran problemática medioambiental. Por eso, no es de extrañar que te plantees qué acciones están al alcance de tu mano para formar parte de un cambio más que necesario. 

¡Pues tenemos buenas noticias para ti! Las empresas son una pieza fundamental de la sociedad y su papel protagonista es clave para esta revolución, así que ya sabes por dónde empezar. 

El primer paso será encontrar una alternativa al modelo económico actual (sí, aquel de extraer, producir y desperdiciar, que está llegando al límite de su capacidad).

Y esta no es otra que la economía circular. ¿Has oído hablar de ella? En este artículo te explicamos en qué consiste y te damos las herramientas para que apliques este modelo económico sostenible a tu proyecto. 

¿Listo para descubrir todo lo que puede aportar la economía circular para empresas? Una mayor productividad, ahorros en los costes de materias primas, un motor para la innovación… No son pocas las empresas que ya lo están aplicando ¡Te lo contamos!

¿Qué es la economía circular?

Quizás, la mejor manera de entender qué es la economía circular es definir primero su antónimo: la economía lineal, la que impera en la actualidad.

La economía lineal se basa en comprar, usar y desechar haciendo que el ciclo de vida de los productos sea extremadamente corto. Esto es así porque llega un momento en el que son completamente inservibles.

Como podrás imaginar, este sistema es enormemente perjudicial para el planeta, pues estos contaminantes desechos se acumulan hasta alcanzar unas dimensiones del todo alarmantes. Y, por si no fuera razón suficiente para adoptar un cambio, la economía lineal es completamente ineficiente para las organizaciones. Más adelante descubrirás por qué.

Ante esta crítica situación, la alternativa es la economía circular, un nuevo sistema económico y social que, según la Fundación para la economía circular, tiene por objetivo “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”. 

Es decir, la economía circular apuesta por un incremento en la vida útil de los materiales y recursos, para extraer así más valor de ellos. ¡Toda una revolución en nuestra forma de producir y de consumir!

La economía circular apuesta por un incremento en la vida útil de los materiales y recursos, para extraer así más valor de ellos.

¿Por qué es importante la economía circular para empresas?

¿Sabías que solo el 9% del plástico usado se ha reciclado? El 12% del mismo se ha incinerado y el 79% yace en vertederos, playas y océanos. Teniendo en cuenta que el ser humano ha generado 8.300 millones de toneladas de plástico… No cabe sino echarse las manos a la cabeza.

Al fin y al cabo, las empresas son una pieza fundamental de la sociedad y tienen un gran impacto en su entorno. ¿No crees que su papel en esta revolución debería ser protagonista? Sobre todo teniendo en cuenta que la economía circular va a transformar el modelo productivo tal y como lo entendíamos hasta ahora.

Porque esta crisis global ha cambiado nuestra forma de pensar, nuestras conductas y cómo consumimos, por lo que no hay una vía rápida para volver a la normalidad. 

En este contexto ¿qué se espera de las marcas? Ahora más que nunca buscamos que las marcas se pongan manos a la obra y sean parte del cambio.  

¿Qué ventajas tiene la economía circular para empresas?

Ha quedado claro que avanzar hacia una economía circular es el futuro, pues es una poderosa herramienta para reconducir nuestro modelo económico hacia uno más responsable e inteligente. La economía circular para empresas no solo irá en línea con las indicaciones europeas, sino que además generará importantes ventajas a tu negocio. Te explicamos algunas de ellas.

Motor de empleo

Estos nuevos modelos de producción requerirán el uso de avanzadas tecnologías fruto de la transformación digital, lo cual supone la generación de empleos de alta especialización. Además de actividades como el reciclaje, la reutilización o la recuperación, así como operaciones de rediseño, refabricación y reparación que necesitarán grandes profesionales. Para que te hagas una idea, se calcula que la economía circular podría generar 160.000 empleos en las pymes españolas antes de 2030

Ahorros netos en costes de materias primas

Como hemos explicado, la economía circular ofrece una poderosísima solución a la dependencia que tenemos actualmente de los recursos primarios, finitos, y, en consecuencia, a los precios de los mismos. ¿Cómo no va a haber un ahorro si las empresas ya no tendrán que invertir tanto en la compra de materiales? De hecho, la Unión Europea calcula que el ahorro podría llegar a representar 600.000 millones de euros. Así que ya sabes, el reciclaje, la reutilización y la simbiosis industrial pueden ser tus mejores aliados.

Potencia la innovación

La economía circular necesita un cambio crítico en los sistemas de producción, distribución y consumo utilizados actualmente. Todo ello nos lleva inevitablemente a un diseño más inteligente que considere el ciclo de vida completo de los productos, para diseñarlos de una manera que prolongue su vida útil.

Un diseño más sostenible o unas redes logísticas inversas, entre otros sistemas de apoyo serán la fuente de ideas interesantes cargaditas de desarrollo tecnológico.

Aumenta la productividad

La economía circular, al aumentar la eficiencia de todas las etapas y departamentos que actúan en la producción, reduce tiempos, economiza procesos y, en consecuencia, aumenta la productividad y los ingresos. A fin de cuentas, la economía circular consiste en mejorar la eficiencia de la producción.

Crea valor

Como cabe esperar, aumentando la productividad se aumenta también el desarrollo económico. Es así como, con el modelo circular, se generan nuevas soluciones creativas y sostenibles que estimulan la innovación. A toda esta transformación se le añade la creación de valor ante la implementación de nuevas tecnologías y la adopción de nuevos modelos de negocio.

5 Ejemplos de empresas que aplican la economía circular

Cada vez son más las iniciativas que ponen en marcha la economía circular para empresas. ¡Vas a flipar con ellas!

Bûmerang

Al parecer, en Europa, la comida para llevar genera más de 20.000 toneladas de residuos al año. Y, aunque cada vez se utilicen más los envases bio, compostables y eco, éstos siguen siendo un problema que genera miles de residuos. Bûmerang es una startup que cuenta con el primer sistema de envases reutilizables para la restauración. Cuentan con una red de restaurantes que, al pedir take away, puedes solicitar que te lo entreguen con envases Bûmerang. Después, se pueden devolver los envases en cualquier restaurante de su red completamente gratis. ¿No te mueres por probarlo?

DyeCoo

Esta compañía Holandesa ha desarrollado un innovador y sostenible proceso de teñido. ¿La novedad? No necesita agua ni ningún otro químico más allá de las tinturas. Utiliza un dióxido de carbono que disuelve la tintura penetrando de forma profunda en la tela. Una vez usado, el dióxido de carbono se recicla y se utiliza de nuevo. Y por si fuera poco, este método hace que los colores en las telas se vean más brillantes, que el proceso lleve la mitad del tiempo y que se gaste menos energía. ¡Ya se ha asociado con grandes marcas como Nike o Ikea!

Close the Loop

Y nos trasladamos a Australia para descubrir esta organización que transforma cartuchos de impresora usados y plásticos blandos en carreteras. Como lo oyes, estos productos, mezclados con el asfalto y el vidrio reciclado permiten la creación de una carretera de alta calidad. Cada kilómetro de carretera utiliza 530.000 bolsas de plástico, 168.000 botellas de vidrio y 12.5000 cartuchos de impresoras. ¿Te imaginas un final mejor para estos residuos? Así evitan que terminen en un vertedero.

Cambrian Innovation

Esta firma estadounidense trata las aguas residuales contaminadas por procesos industriales mediante la tecnología EcoVolt. De este modo pasan a ser aguas limpias y producen biogas, utilizado para generar energía limpia. En otras palabras, su objetivo es la reutilización del agua de una forma simple, sostenible y rentable. Una gran solución para las personas, las empresas y el planeta.

TriCiclos

El propósito de esta empresa chilena es claro: eliminar el concepto basura. A través de la economía circular, diseñan e implementan soluciones en toda la cadena de producción, consumo y descarte. Ha creado una de las estaciones de reciclaje más grandes de Sudamérica. Ha desviado cerca de 33.000 toneladas de desechos sanitarios reciclables y ha evitado más de 140.000 toneladas de emisiones de carbono. Desde aquí, nos quitamos el sombrero.

¿Conoces alguna otra? Cuéntanoslo en los comentarios, nos morimos por saber más sobre este interesantísimo modelo económico.

¿Cómo aplicar la economía circular a tu negocio?

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de aplicar la economía circular para empresas son los pilares básicos de esta, que podrían resumirse en 9Rs (rechazar, repensar, reducir, reutilizar, reparar, restaurar, refabricar, redefinir y reciclar). 

Veámoslo más detalladamente:

Productos

Para aplicar la economía circular a los productos, deberás fijarte en:

  • Rechazar: renunciar a ciertos productos que ya no son necesarios. En este sentido, probablemente no sea necesario imprimir una factura, ahora podemos verla de forma digital sin tener que usar papel. Fácil, ¿no?
  • Repensar: ¿es realmente tan necesario tener la propiedad sobre un producto? En muchas ocasiones es más eficiente y sostenible transferir servicios a los consumidores, con la conocida economía colaborativa, que vender el producto en sí. Un ejemplo de ello es el tan de moda carsharing. 
  • Reducir: como su propio nombre indica, con esta estrategia tratarás de disminuir todo lo posible el consumo de recursos. ¿Cómo? Aplicando la eficiencia a todas las partes del proceso, desde el diseño hasta la utilización, pasando por la fabricación.

Procesos

En cuanto a procesos se refiere, para poner en marcha la economía circular para empresas debes tener en cuenta las siguientes Rs:

  • Reutilizar: muy sencillo, consiste en volver a utilizar un producto que aún está en buenas condiciones y funciona correctamente. A veces, especialmente con la tecnología, nos morimos por estrenar los nuevos productos y nos olvidamos de que aquel smartphone o aquel portátil sigue siendo perfectamente útil para nosotros y desecharlo es completamente insostenible. 
  • Refabricar: este concepto, muy ligado a la anterior R, consiste en recoger un producto desechado, analizar en qué estado se encuentra, reacondicionar aquellas partes deterioradas y reemplazarlas para poder venderlo con una etiqueta “cercano a nuevo”. 
  • Restaurar: esta R consistiría en poner al día un producto que ha rebasado su umbral de uso. A veces, es una buena alternativa al reciclaje de sus componentes.
  • Reciclar: puede que esta sea la estrategia a la que estamos más acostumbrados, a recuperar residuos que, tras un tratamiento, puedan ser reutilizados. Ten en cuenta que reciclar debe ser la última opción, pues los procesos no son tan sostenibles como cabría esperar. 

Personas

Por último, para aplicar la economía circular al ámbito más personal, fíjate en estos conceptos:

  • Redefinir: que consistiría en reconvertir un producto por completo para darle un uso distinto. Algo que con la pandemia hemos podido experimentar en primera persona, ¿cuántas marcas dejaron de lado su producción habitual para fabricar mascarillas? ¿Cuántas personas se dispusieron a fabricar mascarillas caseras ante la falta de ellas?
  • Reparar: que consistiría en arreglar un producto defectuoso para darle su uso original. En este sentido, cabe diferenciarlo de restaurar puesto que estos productos se encuentran dentro del primer ciclo de vida, mientras que para restaurarlos ya han cruzado ese umbral. 

Seguro que poner en práctica estas nueve estrategias que implementan la economía circular para empresas aportará grandes ventajas a tu negocio. Todo mientras, juntos, logramos desarrollar un sistema económico sostenible. 

¿Se te ocurren otros cambios a implementar en nuestro día a día para aplicar la economía circular para empresas? Los leemos en los comentarios.

También te puede gustar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This